Phobos-Grunt fuera de control se estrellará contra la Tierra

Kerchak | | Tecnología | No hay comentarios

Lanzada la semana pasada, en la noche del martes al miércoles por un cohete Zenit 2 desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, la Phobos-Grunt no ha logrado salir de la Tierra. Se quedó en órbita en vez de ser impulsado por los motores que la pondrían destino a Phobos, uno de los dos satélites de Marte.

A pesar de la ayuda de la Agencia Espacial Europea y la NASA para contactar con la sonda, los controladores de tierra no han podido contactar con la sonda Phobos-Grunt, así que será muy difícil de entender el porqué de este fracaso. Sin embargo, horas después de la pérdida de contacto con la sonda, había muchos que pensaban que la situación no era desesperada y que la sonda Phobos-Grunt partiría finalmente con destino a Marte.

PhobosGrunt Yinghuo1 iki

La investigación para explicar las causas de este fracaso no ha comenzado, ya que la Agencia Espacial Rusa y el fabricante de la sonda (NPO Lavotchine), hablan de una arquitectura demasiado compleja y un protocolo que no permitío que las antenas de comunicación se desplegaran en la órbita de la Tierra. © Space Research Institute (IKI)

Phobos-Grunt era la gran esperanza de un gran retorno de Rusia a la exploración planetaria desde 1996, tras el fracaso de la Mars 96, que había caído en el Océano Pacífico. Este fracaso es compartido por China, que también enviaba una primera misión a Marte, debido a que la sonda iba a poner en órbita al satélite Yinghuo-1, que iba a estudiar la atmósfera superior de Marte y su campo magnético.

Una re-entrada a la atmósfera bajo vigilancia

La sonda, que se encuentra a unos 200 kilómetros sobre el nivel del mar debería caer a la Tierra a principios de diciembre. Para entonces su órbita y su trayectoria se perfeccionará para predecir su punto de entrada con la esperanza de que ocurra sobre el Océano Pacífico. En efecto, las 10 toneladas de hidracina y tetróxido de nitrógeno que impulsaban a la sonda Phobos-Grunt son un combustible altamente tóxico y mortal en grandes dosis. Las autoridades temen que el combustible se congele en el momento de re-entrada y no se consuma completamente, después de cruzar, con el riesgo de caídas en zonas pobladas.

Una situación muy parecida a la de febrero de 2008, cuando los EE.UU. habían derribado uno de sus satélites espía (US-193) con un misil en lugar de arriesgarse a la posibilidad de que cayera a Tierra.

phobosGrunt mars phobos roscosmos

El fracaso de la misión Phobos-Grunt sume a la Agencia Espacial Rusa y al equipo industrial a cargo del proyecto en el limbo. Un fallo que podría obstaculizar los planes del nuevo jefe de Roscosmos que quería devolver algo de su gloria a la exploración espacial rusa. © Roscosmos

No hay comentarios