Idea de negocio: montar una planta de reciclaje

Montar una planta de reciclaje es una oportunidad de negocio actual y tiene como causa la preocupación con el medio ambiente, ya que son varias las personas que se preocupan por el futuro del planeta o que viven de la recolección de basura reutilizable.

La expansión de este mercado depende de las políticas públicas dirigidas hacia el sector y la conciencia sobre la importancia que la rama tiene para las ciudades en aspectos tan importantes como en el mantenimiento de la calidad de vida.

Nicho de mercado: montar una planta de reciclaje

Para montar una planta de reciclaje el proceso es más amplio y complejo de lo que se imagina, ya que pasa por la concienciación de la población en separar la basura reciclable, la concienciación de las comunidades colectoras sobre la importancia de su papel, como también la valoración de esta función esencial.

Para el empresario, el momento de iniciar un negocio en el ámbito del reciclaje es ahora, ya que varios organismos están ofreciendo la oportunidad de créditos para proyectos ecológicos. El proyecto debe convencer a los inversores de su importancia para la comunidad local y su viabilidad comercial como una oportunidad de realizar negocios.

Separación de residuos en planta de reciclaje

Separación de residuos en planta de reciclaje

¿Una planta de reciclaje puede ser rentable?

Las plantas de reciclaje constituyen una importante oportunidad de inserción en el mercado de trabajo. Para ello tendrás que invertir en maquinaria vibrante, elevadores y tamices.

Productos reciclados

Existe una infinidad de productos reciclados, entre ellos está el plástico reciclado, el aluminio y productos cuya materia prima es el papel, la madera y otros.

Existe una infinidad de productos que pueden ser reciclados, entre ellos se encuentran los plásticos, vidrios, aluminio, madera y papel, que son productos que pueden ser transformados en otros productos a través de su procesamiento.

Los papeles que pueden ser detritos desechados son papeles para impresión, papel para embalaje, papeles, tarjetas, tipo kraft, heliográfico y otras variedades.

Los plásticos reciclados pueden ser extraídos de envases de champús, detergentes, productos de limpieza, refrescos y otros productos, que una vez procesadas, pueden transformarse en otros productos listos para el consumo.

Otros productos que pueden ser reciclados son las lámparas, neumáticos, pilas y baterías.

Tenemos, además, los tubos de PVC, cuyas posibilidades de transformación, reutilización y fabricación son enormes. Entre los materiales transformados por el PVC están las bolsas de PVC.

Viabilidad económica de las plantas de reciclaje

Como todo negocio, las plantas de reciclaje deberán demostrar a los inversores y a los propios empresarios su viabilidad económica. La viabilidad de la planta, es medida por su capacidad productiva, su capacidad de estructurar y organizarse como negocio y por la cantidad recibida, producida y vendida de material.

Botellas para reciclar

Botellas para reciclar

La organización del proceso productivo

El reciclaje implica la recolección, separación y procesamiento de materiales reciclables.

La recolección de productos reciclables es uno de los procesos más importantes, ya que hay muchos productos que no pueden ser reciclados como papel celofán, papel vegetal, debido a que estos fondos ya son fondos derivados. Papeles sucios o contaminados y que contengan sustancias nocivas para la salud como la parafina o silicona y otras sustancias no pueden ser detritos desechados.

El proceso de recolección es el más difícil de la cadena productiva, ya que muchos productos están contaminados o sucios con sustancias orgánicas y/o materiales tóxicos.

El segundo proceso es la separación de residuos y después de la preparación de los productos para su transformación con la limpieza y en el momento de separar lo que es útil de lo que debe ser descartado da sólo una media de un 40% de lo que puede ser transformado. Por lo tanto, es cada vez más importante en la recolección de materiales que ya han sido separados o recolectados de forma práctica y sencilla, o sea, sin ser recogidos de vertederos y otros lugares similares.

Muchos recicladores recogen los productos ya limpios y separados, ya que recogen de lugares en los que hayan de esta asociación, de acuerdo con lo que se ha negociado anteriormente.

En resumen, el proceso productivo más utilizado por las plantas consiste en la descarga de un camión en la entrada del taller y poco después, el material es recogido por esteras rodantes. Los materiales son separados por personal que deben usar delantales, guantes y gorro de protección.

Estructura de una planta de reciclaje

Las plantas de reciclaje necesitan espacio para la recepción y almacenamiento de los productos.

La planta tendrá como equiposmáquinas para la transformación, esteras que aceleran el trabajo de separación, electroimanes que atraerán los metales y otros instrumentos esenciales como cribas, vibradores neumáticos, balanzas y otros.

El reto para el sector de reciclaje es justamente implementar nuevas tecnologías para la extracción y transformación de los productos.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies