Mascotas ayudan a prevenir y tratar casos de alergia y obesidad

Los bebés que conviven con perros en el útero de la madre o en el inicio de la vida tienen menos probabilidades de desarrollar estos problemas a lo largo de la infancia.

¿Te preocupa que vuestro perrito lama a cara de tus hijos? Pues quizá no sea algo tan malo como parece. Un estudio de la Universidad de Alberta, en Canadá, reveló que los bebés de familias que tienen animales domésticos y en especial perros, tienen un 70% de menor propensión a desarrollar alergias u obesidad.

El método empleado para llegar a esta conclusión no fue nada agradable: El equipo del pediatra Hmmm M. Tun analizó las bacterias presentes en la caca de 746 bebés de hasta tres meses de edad Ahí se dio cuenta de que dos microbios (Ruminococcus and Oscillospira) comunes en el intestino de personas sin historial de obesidad y alergia, aparecían con más frecuencia en los pañales de los niños que han convivido con perros en el útero o en los primeros días de vida. En otras palabras, la convivencia con animales domésticos cambia a mejor su flora intestinal.

Niños y animales de compañía

Niños y animales de compañía

Según este artículo científico, la presencia de mascotas en el hogar durante el embarazo también disminuye las posibilidades de que los bebés recién nacidos contraigan una neumonía inmediatamente después del parto. La enfermedad, en este caso específico, es causada por bacterias llamadas EGB (en inglés, group B streptococcus, “el estreptococo del grupo B”), presentes en nuestros intestinos y también en mucosas como la boca y la vagina. Estas bacterias son inofensivas para los adultos, pero no para los pequeños.

La teoría de que la exposición a animales y suciedad en el inicio de la vida refuerza la inmunidad no es nueva, y el número de artículos científicos que corroboran la tesis no hace más que aumentar. Pero, si aun después de todo esto no tienes claro que tener un perro es una gran idea, no te preocupes: quizá en el futuro, es probable que puedas comprar píldoras con todas las bacterias caninas beneficiosas para tu salud sin necesidad de tener el animal. “No dudo que la industria farmacéutica trate de crear complementos con estos microbios, más o menos como lo hicieron con probióticos [dosis de bacterias beneficiosas para el sistema digestivo que pueden ser compradas en la farmacia]”, dijo a la prensa Anita Kozyrskyj, co-autora del estudio.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies