Manipulación a través del orgasmo

En el estudio científico con el que empezamos esta mañana de jueves los investigadores lo llaman “vocalizaciones copulatorias“, como si las mujeres se preparasen para cantar una ópera mientras hacen el amor. Una forma bonita de referirse a todos esos extraños sonidos que hacen las mujeres durante el acto sexual, y sobre todo durante el clímax.

Muchos hombres preguntados por el tema afirman que al menos las primeras veces permanecen circunspectos ante el efecto que provocan en su pareja sexual. Esto no lo digo yo, aunque para que negarlo, ya he hecho mi propia encuesta entre amigos y conocidos. Lo dice ni más ni menos que un artículo científico publicado el mes pasado en la revista Archives of Sexual Behavior, del que se hicieron eco en el blo io9: “Evidence to Suggest that Copulatory Vocalizations in Women Are Not a Reflexive Consequence of Orgasm, un estudio del departamento de psicología en la Universidad de Lancashire, Inglaterra. Para ello utilizaron una muestra de 71 voluntarias heterosexuales sexualmente activas que dieron testimonio de sus orgasmos cuando ellas o sus parejas tocaron su clítoris, cuando tuvieron sexo oral y (un poco menos) durante la penetración.

Mientras que muchas mujeres tienen sus orgasmos durante los juegos preliminares el momento de goce más ruidoso ocurre la mayoría de las veces durante la penetración, casi al mismo tiempo que la eyaculación de su pareja. ¿A qué conclusión pueden llegar entonces los científicos sobre la relación entre las vocalizaciones copulatorias y el orgasmo? Pues que son claramente separables. De hecho, parece que las mujeres hacen un poco de ruido de placer cuando lo desean, no sólo cuando les gusta (sólo hace falta mirar a algunas mujeres comiendo chocolate).

Frente a estos datos, los investigadores preguntaron a las mujeres del estudio que explicaran esos gemidos. El 66% de ellas afirmó que les servía para acelerar el disfrute de su pareja, y principalmente para generarles confianza (en un 92% de los casos). Algunas afirmaban utilizarlo para vencer el aburrimiento, aliviar la fatiga o el dolor, mejorar la complicidad…

Y es que en el fondo somos más animales de lo que nos creemos. Los resultados de este estudio sobre vocalizaciones copulatorias se reconcilian con algunos estudios realizados sobre los macacos en el norte de África. Las hembras también utilizan el ruido durante la cópula para motivar a su pareja y acelerar su eyaculación, reducir el dolor, pero también (y aquí necesitaría una explicación personal) “asegurar el acceso continuo a los recursos y la protección del macho“.

Los ruidos, gritos y jadeos durante el orgasmo no serían mas que otra forma maquiavélica de las mujeres para manipular y engañar a los pobres hombres… No lo digo yo, lo dicen los investigadores.

manipulación de las mujeres

Es evidente que hay un gran peso evolutivo en la vocalizaciones copulatorias. Lo curioso es que también hay picos de vocalizaciones durante el orgasmo de la mujer en otro momento de la relación sexual. Y es que la hipótesis de este estudio es exploratoria. No es falsable. Metodológicamente le veo algunos problemas, por ejemplo, en el estudio se deja entrever que las mujeres vocalizan con el fin de facilitar la eyaculación masculina y no para expresar su propia experiencia explícita del orgasmo. Para comprobar esto habría que estudiar qué efectos tiene la vocalización en las mujeres, si aumenta su frecuencia o cantidad. Esto se podría realizar a través de encuestas o a través de la observación. También se podría tomar una muestra de vídeos porno, con diversos niveles de vocalizaciones, presentárselos a los hombres y medir sus niveles de excitación (tanto fisiológicos y subjetivos).

Y supongo que estas vocalizaciones tendrán alguna utilidad para las mujeres, habría que demostrar si se producen con más o menos frecuencia durante los períodos en los que es poco probable que la mujer quede embarazada o durante los períodos en que es más fértil (suponiendo que las mujeres pudieran controlar su deseo de quedarse embarazadas y que buscaran parejas únicamente con la finalidad de formar una familia).

Por último, hasta sería interesante hablar con las profesionales de las vocalizaciones copulatorias, las actrices porno. Un planteamiento que podría ser considerado de mal gusto o incluso poco científico. Sin embargo es una muestra que tiene relaciones sexuales con frecuencia (teóricamente), públicamente y con el objetivo de crear un material excitante, tanto para su pareja como para el espectador.

Más información

Evidence to suggest that copulatory vocalizations in women are not a reflexive consequence of orgasm.

Fuente

Scientists try to prove that women manipulate men with noises during sex por Annalee Newitz en io9.com

No hay comentarios