Luz solar desvía la trayectoria del asteroide 1999 RQ36

Objetivo de la misión junto a Osiris-Rex, el asteroide 1999 RQ36 es objeto de mucha atención. Un equipo de la Nasa acaba de proporcionar resultados muy precisos de su órbita, teniendo en cuenta el pequeño empuje generado por la luz solar, un fenómeno conocido como el efecto Yarkovsky.

Fue en el siglo XIX cuando el sabio ruso Ivan Osipovich Yarkovsky propuso la idea de que la luz solar podría alterar ligeramente la ruta en el espacio de un cuerpo rocoso cuando llega en forma de calor. Otros estudios posteriores realizados por diferentes investigadores (O’Keffe, Radzievskii y Paddack) han aclarado la idea de Yarkovsky teniendo en cuenta la forma, el albedo y la rotación de los asteroides, dando lugar a un modelar que explica todo el proceso bajo el nombre de efecto Yorp. Este fenómeno ya ha sido demostrado a partir de mediciones de radar (realizados en el asteroide 6489 “Golevka”) y con telescopios ópticos en el caso de 2000 PH5.

A pesar de que es particularmente débil, el efecto Yorp es suficiente para alterar significativamente la trayectoria de los asteroides, los científicos siempre deben tener en cuenta el cálculo de la órbita de los cuerpos celestes más peligrosos (podrían cruzar la Tierra). La medida más exacta de este efecto concierne al asteroide 1999 RQ36 y recientemente presentado en el congreso ACM 2012 (Asteroids, Comets, Meteors) que se celebró del 16 al 20 de mayo en Niigata (Japón).

serie de imágenes del asteroide 1999 RQ36

Serie de imágenes de radar del asteroide 1999 RQ36 obtenidas por la antena del radar del Goldstone Solar System Radar en California, 23 de septiembre 1999. © NASA / JPL-Caltech

En 2016 la Nasa planea lanzar la sonda de Osiris-Rex (Origins Spectral Interpretation Resource Identification Security-Regolith EXplorer) en dirección a 1999 RQ36, un asteroide de poco más de 500 metros de diámetro al que legará en 2020 para obtener unos sesenta gramos del asteroide y regresar a la Tierra en 2023. Steve Chesley, miembro del JPL (Jet Propulsion Laboratory), estudió los datos adquiridos sonre este asteroide por el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico, la antena del Goldstone Solar System Radar en California y el telescopio espacial infrarrojo Spitzer en el curso de los pasajes realizados en 1999, 2005 y 2011. Resulta que la órbita de 1999 RQ36 se ha desviado 160 kilómetros en doce años, un cambio que puede atribuirse al efecto Yarkovsky. La precisión de esta medida es simplemente increíble, sabíamos que en el perihelio, cuando el asteroide está más cercano al Sol, la presión ejercida por la luz solar es comparable a la de tres uvas colocadas en un astro de cerca de 70 millones de toneladas.

Chesley y sus colegas también descubrieron que el asteroide 1999 RQ36 muy ligero, su densidad es comparable a la del agua. Se trata, sin duda, de un aglomerado muy porosa de roca y polvo.

asteroide 1999 rq36

Esta imagen del asteroide 1999 RQ36 fue generada por ordenador a partir de datos de radar proporcionados por el radiotelescopio de Arecibo. © NASA / NSF / Cornell / Nolan