Lucha contra la atrofia muscular asociada con la caquexia

La caquexia es un síndrome caracterizado por la pérdida rápida de peso y el deterioro del tejido muscular, es la principal causa de muerte en pacientes con cáncer, sida o infecciones crónicas. De hecho, el 30 por ciento de las muertes por cáncer son como resultado de la atrofia ligada a la caquexia en vez de los efectos directos del tumor primario. A pesar de los progresos realizados por los investigadores en la comprensión de los mecanismos responsables de la caquexia, todavía no existe un tratamiento para luchar eficazmente contra esta enfermedad mortal. Sin embargo, según los resultados de un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad McGill, el uso de dosis bajas de patemine A (PatA) puede prevenir con eficacia la atrofia muscular inducida por el cáncer (un descubrimiento que podría llevar un día al desarrollo de un medicamento contra la caquexia).

Cuando los pacientes son diagnosticados de caquexia, deben pasar a una unidad cuidados paliativos, porque su enfermedad no puede ser tratada. Posteriormente se observó que también afecta a la pérdida del tejido pulmonar, por lo que los pacientes mueren por asfixia“, dijo Imed Gallouzi, autor principal del artículo publicado en el estudio, profesor asociado de Bioquímica en la Universidad McGill e investigador del Centro de Investigaciones sobre el Cáncer de Goodman. “No es que los medicamentos existentes sean ineficaces, sino que actualmente no existe ningún fármaco aprobado para el tratamiento de esta afección“.

caquexia cáncer

Los investigadores han descubierto recientemente que compuestos como el PatA (una sustancia natural aislada de una esponja marina y conocida por su actividad inhibidora sobre la producción de proteínas dentro de la célula) y del episilvestrol, un organismo vegetal, utilizado para inhibir el crecimiento tumoral. Los tumores y la inflamación son factores que provocan la atrofia muscular, el profesor Gallouzi y sus colegas investigaron los efectos de diferentes que diferentes dosis de PatA y episilvestrol podrían ofrecer sobre la caquexia.

Hemos encontrado que el uso de una dosis baja de PatA previene la atrofia muscular en dos modelos animales mediante la inhibición de la expresión de factores implicados en la aparición de caquexia“, explica el profesor Gallouzi. “El PatA fue reconocido primero por su capacidad para inhibir las primeras etapas de la síntesis de proteínas en la célula. Sin embargo, debido a estas propiedades, PatA puede ser tóxico. Sorprendentemente, el uso una dosis baja de la sustancia ayudó a prevenir la atrofia muscular asociada con la caquexia, mediante la inhibición de la expresión de los factores responsables de la pérdida de masa muscular. Ahora debemos asegurarnos de que el Pata, y compuestos relacionados, ayuda a prevenir la atrofia muscular en otros modelos animales“.

Este estudio ha sido objeto de un artículo publicado esta semana en la revista Nature Communications. Sus principales autores son Sergio Di Marco y Anne Cammas, investigadores del Departamento de Bioquímica de la Universidad McGill y el Centro de Investigaciones sobre el Cáncer Goodman (CRCG).

Tags: