Las cabinas de rayos ultravioleta convierten al cerebro en adicto

¿Puede convertirse alguien en adicto a las cabinas de rayos ultravioleta? Un nuevo estudio acaba de demostrar que las personas que visitan los salones de bronceado mostraron cambios en la actividad cerebral similar a la observada en los adictos a las drogas. De hecho, a pesar del riesgo de desarrollar cáncer de piel o envejecimiento prematuro, los adictos al bronceado no puede dejar de volver.

La comunidad científica ha sospechado desde hace tiempo que la exposición frecuente a los rayos uva puede ser adictiva, pero una nueva investigación anunciada la semana pasada, parece ser el primero en “mirar dentro del cerebro de las personas mientras están bronceándose en las tumbonas“, dice el New York Times.

bronceado con rayos ultravioleta

Los adeptos al bronceado artificial en cabina de rayos ultravioleta podrían presentar los mismos signos que los dependientes a las drogas o al alcohol. © Thierry Mouny - Fotolia

El uso de cabinas solares afecta al sistema de recompensa del cerebro, por lo que la gente se siente obligada a seguir utilizándolos, aunque sea malo para ellos“, dijo el Dr. Byron Adinoff, autor principal de la estudio y profesor de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center en Dallas.

El estudio, disponible online en la revista Addiction Biology , sigue a otro estudio citado por el New York Times, que indicó que en 2005, muchos seguidores del bronceado artificial “cumplieron con los criterios de la definición psiquiátrica de adicto a las drogas o al alcohol“, basado en las respuestas a una prueba.

¿Cuáles son los riesgos reales de los rayos ultravioleta?

Otros estudios sobre el tema han demostrado que el bronceado en cabina de rayos ultravioleta aumenta el riesgo de melanoma, la forma más mortal de cáncer de piel, hasta un 75%. Consulte a su dermatólogo para obtener más información sobre los riesgos de exposición a rayos ultravioleta.

El bronceado en cabina de rayos ultravioletas aumenta el riesgo de melanoma en un 75%. © Vojtechvlk / shutterstock.com

Hay una alternativa más segura: un bronceado sin rayos ultravioleta, con los productos disponibles en cremas o aerosoles. Y si usted está buscando cremas autobroncedoras saludables y ecológicos, puede echar un vistazo a la base de datos Skin Deep del Environmental Working Goup’s (EWG)

No hay comentario