La artillería de la antigua Grecia

La guerra constituía una parte importante de la vida de griegos y persas. Tanto los primeros como los segundos se preparaban para ella todavía jóvenes y dedicaban gran parte de su pensamiento a la estrategia militar.

La idea popular de que los antiguos griegos y romanos detestaban el trabajo manual está sufriendo un gran golpe.

Una investigadora del Imperial College de Londres, Serafina Cuomo, ahora está demostrando que la teoría y la práctica, el arte y la ciencia, las matemáticas y la ingeniería ya se armonizaban a la perfección en el trabajo de los ingenieros militares que proyectaban y operaban armas entonces sofisticadas como las catapultas.

“Los ingenieros de catapultas, que combina habilidades matemáticas y de ingeniería para crear las armas más poderosas de su época”, dijo Cuomo en un artículo en la revista científica estadounidense Science.

Réplica de una catapulta - Artillería de la Antigua Grecia

Réplica de una catapulta – Artillería de la Antigua Grecia

Las catapultas eran el arma ideal para atacar ciudades y murallas. Las primeras catapultas fueron creadas en el Oriente Medio, donde hoy se encuentra el Iraq, en el siglo IV a. C. Pero fueron los griegos los que realmente las han desarrollado, mediante experimentos y cálculos matemáticos para producir la artillería más letal de la Antigüedad.

Dionisio, tirano de Siracusa, es el sujeto designado por los textos existentes como el gran divulgador de las catapultas y los ingenieros que construían. Él habría hecho hasta un concurso público en 399 a. C. para conseguir los mejores artesanos e ingenieros militares.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.