Las invasiones bárbaras

A comienzos del siglo IV Roma estaba completamente exhausta después de tres largos siglos de conquistas. Los límites romanos se hallaban en el Rin y el Danubio, frontera atacada por los alamanes. En Asia Menor, limita con el imperio sasánida, y al sur, con Arabia. Al norte se encuentran los pueblos germánicos organizados en poderosas federaciones, contra los que Roma utilizará a mercenarios bárbaros, que irán infiltrándose en el imperio romano y serán la causa de su total derrumbamiento.

invasiones bárbaras

Invasiones bárbaras. Los hunos

Eran mongólicos procedentes de Asia. Irrumpieron en el sur de Rusia, en Ucrania, obligando a los ostrogodos a desplazarse y atravesar el río Dnieper, lo que, a su vez, provocó que los visigodos, o godos del oeste, cruzaran el Danubio en el 376 y se establecieran en territorio romano.

A principios del siglo V, los hunos se extienden desde el Cáucaso hasta el Elba. Rúa consiguió ser aliado de Roma, y a su muerte se divide el imperio entre sus hijos, Atila y Bloda. Bloda es asesinado por su hermano, que queda al frente del imperio e invade a su antigua aliada, Roma. En el año 447 ataca Constantinopla, atraviesa el Rin y llega hasta Orleáns, donde fue derrotado por el general romano Aecio, bajo el mandato de Valentiniano III, y por el rey visigodo Teodorico, en la batalla de los Campos Mauríacos, en el 451. Atila se retira a Germania, y un año después, invade de nuevo Italia, pero firma la paz con el papa León I. A su muerte, en el año 453, las diferentes tribus del imperio se separan, desapareciendo, con ello, el peligro de los hunos.

Invasiones bárbaras. Suevos, vándalos y alanos

Debido a la presión de los hunos, los alanos salen del sur de Rusia y llegan al territorio de los vándalos asdingos, situados al lado de los suevos. Unidos todos a los vándalos silingios y al frente de Godigiselo, atraviesan el Rin y llegan a la Galia, cruzan los Pirineos e invaden Hispania hacia el año 409, estableciéndose, los suevos y vándalos asdingos en Gallaecia, los alanos en Lusitania y la Cartaginense y los vándalos silingos en la Bética. En el 429, los vándalos pasan al norte de Africa al mando de Genserico y se instalan en Túnez. Posteriormente, ocupan Baleares, Córcega, Cerdeña y Sicilia.

Invasiones bárbaras. Francos y burgundios

Los francos cruzan el Rin a finales del siglo IV, y aún habiendo sido declarados federados de Roma, penetran por el norte de las Galias, acaudillados por la familia de los Merovingios, sin que Aecio pueda impedirlo. Clodión, jefe franco, se establece en Holanda y Bélgica, y su sucesor Childerico, fija la capital en Tournai, mientras que los burgundios se asientan en Saboya. El hijo de Childerico, Clodoveo, fue el auténtico fundador del reino franco. Incorporó los territorios comprendidos entre el Sena y el Loira, luchó con los alamanes y llevó las fronteras hasta el Rin. Derrotó en Bouillé al rey visigodo Alarico II, establecido en Tolosa y ocupa casi todo el sur de las Galias. Se convirtió al catolicismo en el año 496.

Invasión anglosajona

La falta de protección romana a la provincia inglesa, motivó, que la lucha entre sus habitantes: pictos, escotos y britones, fuera solventada por los germanos del mar del norte, que invaden su territorio, reduciendo a los britones a Cornualles y al País de Gales. En la invasión participaron sajones, anglos y jutos. Los primeros se establecen en el norte del río Támesis, los sajones a lo largo de su curso y los jutos, al sur del mismo, formando pequeños principados: Kent, Essex, East Anglia, etc.

Del siglo V al siglo IX, Inglaterra se cristianiza, debido a San Agustín en el año 597. Egberto, rey de Wessex unifica el país, y Alfredo el Grande hizo frente a normandos y daneses. En el 1066, Guillermo el Conquistador , duque de Normandía, derrota al inglés Haroldo en Hastings.

Invasiones bárbaras. Ostrogodos y lombardos

Roma había sido vencida por Odoacro en el año 476, pero en el 493 los ostrogodos, al mando de Teodorico, se establecen en Italia y gobiernan como regentes de Oriente. Teodorico busca la alianza de los demás pueblos germanos, sin embargo su fracaso permite a Justiniano incorporar a Italia a su imperio en el 555.

Los lombardos, procedentes del Báltico, invaden Italia en el 568, y conquistan Milán y Pavía, dejando a los bizantinos Venecia, Rávena y el sur de Italia. Rota la unidad italiana, el Papado pide ayuda a los francos.

iglesia de san juan de baños palencia

Características del arte visigodo son la planta basilical y el arco de herradura. (Iglesia de San Juan de Baños, Palencia.)

Invasiones bárbaras. Visigodos

Los visigodos invaden Bulgaria y derrotan a los romanos en Adrianópolis, obligando a Teodosio a firmar la paz. Pero Alarico, al mando de un grupo de nacionalistas, se enfrentó al hijo de Teodosio, Arcadio, quien los estableció en Illiricum. Desde aquí, Alarico invade Italia y saquea Roma en el año 410. Su sucesor Ataúlfo, saliendo de Italia, pasa por las Galias y penetra en Hispania.

Posteriormente, Walia, pacta con Roma para expulsar a vándalos, suevos y alanos de la península; se establecen en Aquitania y fijan la capital en Tolosa, consiguiendo su máximo esplendor con Teodorico y Eurico. Con Alarico II, y debido al empuje franco, son expulsados de Francia en la batalla de Vouillé, pasan a España y forman un gran reino, organizado por Leovigildo, quien fija la capital en Toledo e incorpora a sus territorios el País Vasco. Su hijo, Recaredo se convierte al catolicismo en el III Concilio de Toledo en el año 589.

Es sucedido por Chindasvinto, Recesvinto, Wamba, Ervigio, Egica y Witiza, hasta que en el 711, los musulmanes, derrotan al rey Rodrigo en la batalla de Guadalete y ponen fin al estado visigodo español.

Cultura germánica

Los pueblos germánicos, por lo general, eran agricultores y ganaderos, con un régimen de explotación comunal, aunque no existía la igualdad social.

La sociedad se dividía en una clase aristocrática, hombres libres y esclavos. La célula social era la familia, dirigida por el padre. Sobre ella se sitúa la sippe o conjunto de familias. La unidad política es la civitas o nación dirigida por el rey.

Los germanos eran pueblos belicosos debido a la búsqueda de tierras y a la expansión territorial. La religión germana era naturalista; sólo tenían dos principios, el bien, representado por el dios celeste (Zío, Nerta, Odín…) y el mal, a cargo del dios Loki.

Las características de estos pueblos eran similares debido a su común origen. La cultura germánica comienza a ser importante a partir del siglo VI con la creación de escuelas episcopales y monásticas. En la Galia, destaca la escuela de San Víctor de Marsella, fundada por Casiano, San Honorato o San Cesáreo de Arlés. En época merovingia sobresalen Venancio Fortunato y Gregorio de Tours. En Italia, las figuras más sobresalientes son los ostrogodos Boecio y Casiodoro, el lombardo Paulo Diácono y las escuelas de Milán y Pavía. En Irlanda el foco cultural más importante fue el de la orden de San Patricio.

En España, en el siglo V, encontramos a los visigodos Paulo Orosio y Martín Braga y en el siglo VII a San Eugenio, San Julián de Toledo, San Braulio y la figura más representativa: San Isidoro. En Gran Bretaña, destacan las escuelas de York y Canterbury con Beda el Venerable y Alcuino de York.

El arte se vio empequeñecido por el romano. Del siglo V al siglo VIII, se forma un arte prerrománico, cuyos máximos exponen tes son: San Juan de Poitiers en Francia, del período merovingio; Santa Comba de Bande, San Pedro de la Nave o los tesoros de Childerico en Tournai y el de Guarrazar en España.

cronología invasiones bárbaras
cronología invasiones bárbaras

No hay comentario