Gusanos, moluscos y equinodermos

Antiguamente se designaban con el nombre de gusanos a los animales invertebrados de cuerpo blando y sin concha. En la actualidad, bajo esta denominación se agrupan los animales pertenecientes a los Troncos Platelmintos, Nematelmintos y Anélidos.

gusanos, moluscos y demás bichos

Platelmintos (planarias, tenias…)

Son animales aplanados, con simetría bilateral, unos con aspecto foliáceo y unisegmentado y otros de aspecto acintado y plurisegmentado. El aparato digestivo carece de ano y no tienen aparatos circulatorio ni respiratorio (respiran por la epidermis).

Clase Turbelarios
Platelmintos de muy pequeño tamaño y de vida libre y acuática. Se caracterizan por tener el cuerpo recubierto de un epitelio ciliado, del que se ayudan para nadar formando torbellinos en el agua. Son carnívoros y se alimentan de pequeños animales acuáticos. Son hermafroditas. Un ejemplo característico de esta clase son las planarias.

Clase Trematodos
Platelmintos parásitos, muy semejantes a los turbelarios, pero sin cilios. Algunos parasitan a un solo huésped, pero la mayoría parasitan a varios, presentando un tipo de larva característica en cada uno de ellos.

A este grupo pertenece la duela del hígado (Fasciola hepática), que vive parásita en los canales biliares de la oveja y de otros vertebrados (incluso el hombre). En el momento de la reproducción, la duela (hermafrodita) expulsa los huevos ya fecundados al intestino del huésped y de ahí salen al exterior con las heces. Del huevo nace una larva ciliada o miracidio que parasita la cavidad pulmonar de un caracol acuático, normalmente del género Limnaea; en su interior se transforma en otra larva o esporocisto que a su vez da lugar a unos embriones o redias. Al cabo de un tiempo, las redias producen unas larvas nadadoras o cercarias que abandonan al caracol, se fijan a un vegetal y se enquistan, tomando entonces el nombre de metacercarias. Cuando una oveja u otro vertebrado come esa hierba ingiere la metacercaria, que se fija en el intestino y se convierte en el animal adulto.

Otro parásito importante de este grupo es Schistosoma duodenale, que produce la enfermedad conocida como bilharziosis.

Clase Céstodos

Son parásitos internos, de forma acintada, plurisegmentada y sin aparato digestivo. En el extremo anterior del cuerpo poseen un ensanchamiento o éscolex donde se instalan los órganos de fijación (normalmente ventosas y garfios). Son animales hermafroditas que en cada segmento del cuerpo o proglotis llevan un aparato reproductor completo: a medida que este aparato reproductor va madurando, los segmentos se van desprendiendo.

Ejemplos característicos de esta clase son las tenias o solitarias. Al hombre le interesan, sobre todo, las que tienen como huésped intermediario al cerdo o a la vaca, ya que ingiriendo car ne contaminada y mal cocida de estos animales la tenia llega hasta el hombre y parasita su intestino.

También es importante la tenia del perro, que en este caso es el huésped definitivo, y que puede pasar al hombre instalándose en los pulmones, hígado o cerebro y produciendo una enfermedad muy grave conocida como quiste hidatídico.

Nematodos o nematelmintos (lombriz intestinal, triquina…)

Gusanos de forma cilíndrina o filiforme, insegmentados y carentes de cilios y apéndices locomotores. Van provistos de una trompa retráctil y están cubiertos de una cutícula quitinosa. El aparato digestivo, con boca y ano, tiene forma rectilínea atravesando por completo el cuerpo del animal. Son animales unisexuales.

Varios animales de este grupo tienen importancia para el hombre por parasitar su tracto digestivo. Uno de ellos es la lombriz intestinal (Ascaris lumbricoides), muy frecuente en los niños y que suele producir trastornos en el sueño, nerviosismo y picores; se adquiere por contaminación de alimentos y bebidas con heces fecales. Otro parásito, aún más frecuente que el anterior y que se transmite por los mismos mecanismos, es la lombriz intestinal infantil (Oxyurus vermicularis). Por último hay que citar a la triquina (Trichinella spiralis) que el hombre adquiere al ingerir carne de cerdo contaminada con quistes de este parásito.

Anélidos (lombriz de tierra, sanguijuela…)

Gusanos de simetría bilateral, con el cuerpo dividido en anillos o segmentos (metámeros), cada uno de los cuales constituye un compartimento tabicado, con una organización interna igual a la del metámero anterior y al posterior.

La pared del cuerpo es musculosa y revestida de cutícula, presentando en cada segmento unas prominencias o parápodos dotados de sedas o cerdas quitinosas que le sirven para la locomoción.

El tubo digestivo atraviesa los distintos metámeros y va provisto de boca y ano. También los atraviesa el sistema circulatorio, formado por un vaso ventral y otro dorsal, unidos por un par de vasos transversales en cada segmento. El sistema excretor está formado por un par de nefridios o tubos excretores por cada segmento. Mayor complicación adquiere el sistema nervioso, situado en posición ventral y formado por un par de ganglios en cada segmento que se comunican (transversal y longitudinalmente) por fibras nerviosas, en la región cefálica los ganglios se sitúan rodeando la boca en forma de un collar periesofágico. La respiración es cutánea.

En cuanto al aparato reproductor, unos anélidos son hermafroditas, mientras que otros presentan los sexos separados. En el primer caso, a diferencia de los grupos ya estudiados, los óvulos producidos por un individuo hermafrodita no pueden ser fecundados por sus propios espermatozoides, por lo que se hace necesaria una copulación.

Clase Poliquetos
Anélidos provistos de expansiones laterales o parápodos en los que se instalan unas sedas muy desarrolladas. Son casi todos marinos y carnívoros. Tienen los sexos separados y a partir del huevo se desarrolla una larva o trocófora, que lleva cilios para la locomoción y un rudimento de aparato digestivo. Dentro de este grupo se encuentran individuos errantes y otros que viven cons tantemente recluidos en unos tubos calizos que ellos mismos segregan (gusanos tubícolas) y por los que únicamente asoman las branquias en forma de penachos de filamentos muy llamativos.

Clase Oligoquetos
Anélidos de cuerpo cilíndrico, sin parápodos y con sedas muy escasas y finas. En el primer tercio del cuerpo presentan unos anillos más abultados que reciben el nombre de clitelo. Son ani males hermafroditas y el adulto se desarrolla directamente a partir del huevo. La mayoría son terrestres o dulceacuícolas, aunque existen unas pocas especies marinas y otras parásitas. El ejemplo más representativo de este grupo es la lombriz de tierra, que vive excavando galerías en el suelo, por lo que resulta muy beneficiosa para la agricultura al remover y airear la tierra: se alimenta de las partículas orgánicas que hay mezcladas con aquella.

Clase Hirudíneos
Anélidos cuya segmentación exterior no coincide con la interior y que están desprovistos de sedas y parápodos. En el extremo anterior del cuerpo presentan una ventosa en cuyo fondo está la boca (con mandíbulas) que le sirve como órgano de fijación y succión del alimento; en el extremo inferior llevan otra ventosa en forma de disco. Son animales hermafroditas, que se desarrollan directamente a partir del huevo. A este grupo pertenecen las sanguijuelas, que viven como parásitos temporales del hombre y otros animales vertebrados.

Moluscos (caracol, almeja, calamar…)

Animales de cuerpo blando, no segmentado y con tres partes bien diferenciadas: la cabeza, la masa visceral y el pie (normalmente utilizado en la locomoción). La masa visceral está recubierta por una compleja membrana denominada manto, que es la que segrega la concha, de naturaleza caliza, que poseen la mayoría de estos animales. El espacio abierto que queda entre el borde libre del manto y el cuerpo recibe el nombre de cavidad paleal y en ella se instalan las branquias.

El sistema digestivo consta de boca y ano, llevando la boca en algunos casos mandíbulas o piezas de naturaleza córnea. El sistema nervioso es ganglionar y forma en la cabeza un collar periesofágico. La sangre contiene un pigmento respiratorio, la hemocianina. La mayoría de los moluscos poseen simetría bilateral.

Clase Anfineuros
Agrupa a los moluscos más primitivos, todos ellos con el cuerpo protegido por una concha dividida en varias valvas, lo que les permite arrollarse sobre sí mismos. En la boca poseen una banda con dientes quitinosos (rádula) con los que raen el alimento. Son herbívoros y marinos.

El ejemplo más conocido es el chitón.

Clase Escafpodos
Moluscos con el cuerpo protegido por una única concha de forma tubular, sin branquias y con la boca rodeada de tentáculos que sirven para capturar el alimento. Son animales marinos, con los sexos separados y que no alcanzan el estado adulto de una forma directa a partir del huevo, sino que de éste nace una larva trocófora semejante a la de los anélidos.

El representante más conocido de este grupo es el dentalio.

Clase Gasterópodos
Moluscos con el pie muy desarrollado, en posición ventral y con funciones locomotoras; la cabeza está bien diferenciada y en ella se sitúan los ojos, los tentáculos y la boca con una rádula fuerte; la masa visceral es grande y se encuentra arrollada en hélice. Este mismo arrollamiento (torsión) sigue el manto y la concha segregada por él, afectando de igual modo a la distribución de los órganos internos (por ello, el ano se abre en la zona anterior del cuerpo).

La mayoría de los gasterópodos son animales marinos dulceacuícolas, que respiran por branquias unidas a un corazón, pero también existen especies terrestres que realizan el intercambio de gases a través de un pulmón. La mayoría son herbívoros, aunque algunos ejemplares marinos presentan una alimentación carnívora.

Entre los gasterópodos más conocidos se pueden citar las lapas, los bígaros, las caracolas gigantes, las babosas (sin concha) y los caracoles de huerta.

Clase Lamelibranquios o Bivalvos
El cuerpo está protegido por una concha dividida en dos valvas, la cabeza es indiferenciada, el pie tiene forma de hacha y las branquias se desarrollan mucho y adoptan una forma laminar.

En la mayoría de los casos, las dos valvas de la concha son simétricas y están articuladas por la charnela. Pueden cerrarse por la contracción de los músculos abductores y abrirse gracias a un ligamento elástico que se sitúa en la charnela. En el borde posterior, el manto se modifica para dar lugar a dos sifones: por uno entra el agua cargada de partículas orgánicas, que después de ser filtrada, es expulsada por el segundo sifón.

Todos son animales acuáticos que se desarrollan a partir de una larva trocófora o similar. Algunos son comestibles, como la ostra, almeja, mejillón, vieira y chirla.

Clase Cefalópodos

La mayoría sin concha o con ella transformada en una estructura interna, con el sistema nervioso desarrollado y la cabeza rodeada por una serie de tentáculos procedentes de la transformación de la parte anterior del pie. La parte media de éste se convierte en un embudo o sifón que cierra la cavidad paleal; cuando ésta se contrae, el agua contenida en su interior sale con fuerza por el sifón y produce un movimiento de retropropulsión, que utiliza el animal para desplazarse.

La cabeza, más o menos esférica, lleva a ambos lados un par de grandes ojos de estructura muy complicada. En el centro de los tentáculos se abre la boca, dotada de un par de mandíbulas en forma de pico de loro. Su alimentación es carnívora.

Son todos animales marinos, con los sexos separados y que se desarrollan directamente a partir del huevo. Los más conocidos son el calamar y la sepia (concha interna), el pulpo (sin concha) y los nautilus, argonautas y ammonites fósiles (con concha).

Equinodermos (estrella de mar, erizo…)

Animales de simetría radial, generalmente pentámera, que aparece únicamente en el adulto, ya que las larvas tienen simetría bilateral. Son fácilmente reconocibles por su esqueleto externo de piezas calcáreas que se distribuyen formando placas articuladas (estrellas de mar), placas trabadas que dan lugar a un caparazón rígido (erizos) o en forma de placas englobadas en el tegumento y con espículas sueltas (ofiuras). Otro detalle característico de los equinodermos es que el celoma forma dos tipos de cavidades: la general del cuerpo y la cavidad del sistema ambulacral, que se pone en comunicación con el exterior a través de la placa madrepórica. Exclusivo de los equinodermos es la posesión de un aparato ambulacral.

Este se compone de una serie de tubos, llenos de agua, que recorren el cuerpo del animal y que terminan en unos tubos más finos o pies que actúan como ventosas, dependiendo de la presión del agua en su interior. Se utilizan para el desplazamiento.

principales grupos de equinodermos

Clase Crinoideos
Viven fijos al fondo del mar por medio de un pedúnculo de naturaleza calcárea. Sobre él se sitúa el cuerpo, en forma de cáliz y terminado en cinco brazos muy ramificados y cubiertos de púas o pínnulas.

Clase Holoturoideos
Animales de aspecto vermiforme, adaptados a la reptación y con el cuerpo de forma prismática pentagonal. Las zonas radiales van provistas de pies ambulacrales, estando más desarrollados los inferiores, que tienen función locomotora, mientras que los que se sitúan en los dos radios dorsales tienen una función sensitiva. La boca aparece rodeada de numerosos tentáculos muy ramificados. A este grupo pertenecen las holoturias o pepinos de mar.

Clase Asteroideos
Animales de forma pentagonal o estrellada, con cinco brazos que se reúnen en una región central o disco, en donde se sitúan las glándulas genitales. La superficie externa del cuerpo aparece cubierta por una serie de pequeñas espinas y por púas móviles modificadas que reciben el nombre de pedicelarios.

El aparato digestivo consta de una boca (zona oral), que se continúa en un corto esófago y en un estómago globoso, que el animal puede evaginar y situar sobre la presa (son carnívoros) para digerirla. Del estómago parten 5 canales o ciegos intestinales que se extienden uno por cada brazo.

El aparato ambulacral se compone de un canal circular que rodea la boca, del que parten cinco canales ambulacrales radiales que penetran en los brazos. A lo largo de estos canales se sitúan, en grupos de dos, los ambulacros o podios formados por una vesícula ambulacral en forma de ampolla y por un tubito externo o pie que termina en una ventosa. El agua llena el aparato ambulacral, al que penetra a través de una placa especial muy porosa, situada en el dorso del cuerpo y denominada placa madrepórica o madreporito. El líquido es conducido desde ésta al canal anular que rodea la boca por medio del conducto pétreo.

El animal más representativo de este grupo es la estrella de mar.

Clase Ofiuroideos
Equinodermos con el cuerpo en forma de disco pentagonal y cinco larguísimos brazos articulados formados por una serie de piezas o vértebras que encajan entre sí. El madreporito se abre en la zona oral. El aparato digestivo consta de una boca rodeada de cinco placas que actúan como mandíbulas y es muy semejante al de la estrella de mar, Pero carece de ano y ciegos intestinales.

El animal más representativo del grupo es la ofiura.

Clase Equinoideos
Animales de cuerpo globoso o semiesférico, totalmente cubiertos por placas soldadas, sobre las que se disponen unas espículas móviles. Las placas se disponen en diez series dobles, alternando cinco bandas anchas o interradiales con otras cinco más estrechas o radiales; estas últimas se encuentran perforadas por multitud de poros a través de los cuales salen al exterior los pies ambulacrales.

El aparato digestivo consta de una boca, que se abre en la cara ventral, y que va rodeada de un aparato masticador (linterna de Aristóteles) de forma piramidal e integrado por cinco placas grandes o mandíbulas, cada una de ellas con una pieza más larga o diente cuyo extremo asoma por la boca. El esófago continúa en un intestino que da dos vueltas en el interior del cuerpo y desemboca en el ano (situado en la cara dorsal), junto a la placa madrepórica.

El aparato ambulacral es semejante al de la estrella, aunque en este caso las púas articuladas también ayudan al desplazamiento.

En esta clase se incluyen todos los erizos de mar, que en algunos países se emplean en la alimentación humana.

No hay comentarios