Futurología: 12 predicciones sobre el año 2000

En el año 1900, la gente imaginaba el futuro del año 2000 como una especie de época dorada idealizada en la que la humanidad había resuelto todos sus problemas. Con el progreso deslumbrante técnica a lo largo del siglo XX, las predicciones han cambiado y madurado, algunas de estas predicciones han demostrado ser auténticas meadas fuera del tiesto mientras que otras han estado muy acertadas. Os hablamos de doce predicciones realmente inspiradas.

Sea como fuere, nuestra visión del futuro está en continuo cambio. En el año 1910, nos imaginamos el año 2000 plagado de aeronaves brazos robóticos que nos ayudarían en nuestras vidas cotidianas. En la década de los 60, los viajes tripulados a Marte parecían estar en nuestras manos (sólo hay que echar un vistazo a algunas películas de ciencia ficción de la época). Las primeras ideas acerca de Internet se fueron refinando y vimos cómo la tecnología nuclear y la principal aportación del ser humano a nuestro planeta: los plásticos cambiaban definitivamente la vida en la Tierra.

A lo largo del siglo XX, el año 2000 era un punto de llegada sobre el que proyectar nuestros sueños. Un mundo diferente en el que cambiaba desde la tecnología hasta la moda. Sin embargo, como ya dije que un post anterior, en muchos casos el futuro ya no es lo que era.

Muchas de las predicciones retrofuturistas están originalmente plasmadas en el blog Paleofuture, que ahora forma parte de la red de blogs del Smithsonian. Por mi parte, me haré eco de un artículo publicado por io9.com titulado How our predictions for the Year 2000 changed throughout the 20th Century escrito por Lauren Davis que me servirá como base para soltar algunos chascarrillos con mejor o peor acierto. Si os parece, comenzamos nuestro viaje en el tiempo.

John Elfreth Watkins, 1900
En un artículo para la revista Ladies Home Journal titulado “What May Happen in the Next Hundred Years“, afirma y acierta en que el coche será más barato que el caballo, en que podrán ver programas de televisión de todo el mundo y en que las casas contarán con aire frío y caliente. Por el contrario, este ingeniero civil se equivocó al anunciar la total erradicación de moscas y mosquitos, además, los dirigibles dejaron de ser utilizados para los viajes desde la trágica pérdida del Hindenburg en mayo de 1937. Su idea más absurda era probablemente la de que los seres humanos seríamos superfuertes y nos entrenaríamos en gimnasios públicos.

Villemard, 1910
Este artista francés pasó a la posteridad a través de su serie de “cromos futuristas“, lo hizo bien prediciendo la llegada del tren eléctrico, la motocicleta y el helicóptero. También acertó con el tema de las videoconferencias aunque se pasó de frenada con lo de la calefacción por radio. Otras predicciones, como peluqueros y sastres robóticos, parecen adaptarse mejor a la serie de Los Supersónicos.

La moda del año 2000 en 1930
El pantalón se convierte en una prenda de vestir mucho más práctica que las faldas y vestidos; en eso estamos de acuerdo. Sin embargo, que yo sepa aún no hacen en serie ropa de aluminio. Curiosamente este anuncio está en lo cierto cuando afirma que todos estamos accesibles todo el tiempo, aunque a través del teléfono móvil y no de un tipo de radio que llevamos colgada alrededor del cuello.

Popular Mechanics, 1950
En nuestros días, los aviones supersónicos vuelan, pero realmente no están destinados al turismo e incluso el Concorde dejó de ser utilizado. La revista Popular Mechanics publica un artículo titulado “Miracles You’ll See In The Next Fifty Years” que también traza los contornos de un dispositivo que podría ser comparado con Internet del que disfruta la curiosa familia Dobson que vive en el barrio ficticio de futura. Los muebles del hogar se fabrican con fibras sintéticas lavables, con un manguerazo podemos far un repaso a la casa.

Los Dobson tienen un televisor que se conecta con los teléfonos y el receptor de radio de forma que tienen la posibilidad de hacer una videollamada. Y con media docena de televisores puedes hacer una reuniones virtuales y conferencias. Jane Dobson realiza gran parte de sus compras a través de la televisión.

Harry Truman, 1950
El antiguo presidente de los Estados Unidos hace sus propias predicciones para el año 2000, un gran visionario predice la paz mundial, la energía atómica es controlada por una organización internacional y la ONU resuelve todos los potenciales conflictos que ocurren en el planeta. El comercio internacional será regulado por una Organización Mundial del Comercio. Predice la desaparición del comunismo, pero no por la fuerza de las armas.

Robert Heinlein, 1952
Este autor de ciencia-ficción se interesó por la futurología, dijo que los teléfonos serían lo suficientemente pequeños como para caber en un bolso. En esta acertó. Sin embargo, el cáncer todavía es hoy una enfermedad mortal y los viajes interplanetarios aún no son una industria del turismo de masas pese a los proyectos de Richard Branson.

Southland, 1956
La revista publicó un artículo futurista titulado “You and the Year 2000” en el que se vaticinaba que la agricultura se desarrollaría mucho y en el que el hombre comería frutas y verduras de gran tamaño, a la vez que la alimentación se complementaría con las pastillas de nutrientes. El agricultor del futuro cuenta con peones agrícolas robóticos operados por control robótico que pueden cosechar con seguridad y transportar los cultivos. Quizá un día este ideal se logre, ¿quién sabe?

Un anuncio checo de 1957

En este anuncio, el ama de casa tiene una cocina realmente impresionante, por desgracia, las cocinas actuales aún no pueden controlarse con una tarjeta perforada de las de los ordenadores antiguos.

Arthur C. Clarke, 1964
El hombre será capaz de ponerse en contacto en cualquier momento y podrá trabajar a distancia, eso fue lo que predijo en 1974 el maestro de video de ciencia ficción en este documento. Nada menos que el teletrabajo.

Arthur C. Clarke también consideró que la informática nos permitiría obtener toda la información que necesitáramos en casa.

Hubert Humphrey, 1967
El Vice-presidente Lyndon Johnson creía que las enfermedades bacterianas y virales y los defectos hereditarios se erradicarían en el año 2000.

Nasa, 1975
Definitivamente, optimista, la Nasa predijo que el hombre viviría en colonias en el espacio en el año 2000 y extraeríamos minerales de la Luna.

Ray Kurzweil, 1990
En su libro, The Age of Intelligent Machines, Kurzweil predijo la llegada del exoesqueleto y el coche que se conduce solo. También anunció que las empresas tendrían servicios de atención al cliente con los que contactaríamos por teléfono. Aún vivo, el informático americano aún cree en la inteligencia artificial, la capacidad de ver el futuro y otros temas apasionantes como las singularidades tecnológicas y el transhumanismo.

Fuente

How our predictions for the Year 2000 changed throughout the 20th Century por Lauren Davis en io9.com

No hay comentarios