[an error occurred while processing this directive]

Funciones de reproducción en el hombre

La reproducción es el mecanismo por el cual todas las especies consiguen perpetuarse. Para llevar a cabo esta función se precisa de la existencia de un aparato muy especializado (aparato genital), que origine las células masculinas y femeninas que posteriormente se unirán para dar lugar a una célula huevo o embrión.

Ciclo menstrual. Ovogénesis

Ciclo menstrual. Ovogénesis

Aparato genital femenino

Es el responsable de la producción de óvulos o células sexuales femeninas. Su funcionamiento está regulado por las siguientes hormonas: progesterona, estrógenos, hormona estimulante de los folículos, hormona luteinizante y hormona luteotrófica.

* Ovario: órgano par situado en la cavidad de la pelvis y a ambos lados del útero. Su misión es la producción de células y hormonas femeninas. En él se puede distinguir una zona medular, con gran cantidad de nervios y vasos sanguíneos, y una zona cortical con pequeños sacos o folículos en cuyo interior está la célula sexual.
* Trompas de Falopio: también denominadas oviductos, son dos largos canales que partiendo del útero llegan hasta cerca del ovario, adoptando entonces la trompa la forma de un embudo con los bordes desflecados. Su misión es recoger el óvulo producido por el ovario y transportarlo hasta la cavidad uterina.
* Utero o matriz: órgano musculoso en forma de pera, cuya mision es servir de soporte al embrión durante todo su desarrollo y expulsarlo al exterior cuando éste se haya completado. Su interior está recubierto de tres capas denominadas, de dentro hacia fuera, endometrio, miometrio y perimetrio.
* Vagina: tubo en el que se deposita el líquido espermático con las células sexuales masculinas. La vagina se une por su parte superior con el cuello del útero y por la inferior se abre en la vulva. Está situada entre la vejiga urinaria y el intestino recto.
* Vulva: con este nombre se denomina al conjunto de órganos genitales externos femeninos. En ella se pueden distinguir:
– Labios mayores: plegamientos cutáneos de tejido adiposo, que marcan los límites de un espacio o fosa pudenda.
– Labios menores: plegamientos cutáneos situados por debajo de los anteriores y en los que se abren los orificios de la uretra y la vagina. En la base de estos labios vierten su secreción las glándulas de Bartholin.
– Clítoris: pequeña prominencia con numerosas terminaciones nerviosas sensitivas, que se encuentran situadas delante del orificio uretral.

Ovogénesis

Es el mecanismo de producción y desarrollo de las células sexuales femeninas u óvulos. Las células a partir de las que se producen se denominan ovogonias y el proceso se describe en el siguiente cuadro:

Ovulación y menstruación

El proceso de maduración del óvulo y su salida del folículo rompiendo la pared es lo que se conoce con el nombre de ovulación. El óvulo cae a la trompa de Falopio.

En el punto del ovario donde se rompe un folículo se desarrolla una estructura amarillenta denominada cuerpo lúteo. Si el óvulo es fecundado, éste permanece hasta el nacimiento sirviendo de glándula de secreción interna, mientras que en caso contrario degenera y deja en su lugar una cicatriz.

La menstruación es el proceso por el cual el óvulo no fecundado se expulsa al exterior, junto con partes de las capas externas del endometrio uterino. La relación entre menstruación y ovulación se visualiza en el dibujo.

A la izquierda, aparato genital femenino y a la derecha, proceso de ovogénesis.

A la izquierda, aparato genital femenino y a la derecha, proceso de ovogénesis.

Aparato genital masculino

Es el encargado de la producción de células sexuales masculinas o espermatozoides. Las hormonas que intervienen en el desarrollo de este aparato y en la manifestación de los caracteres sexuales secundarios se denominan genéricamente andrógenos, siendo las más importantes la testosterona y la androsterona. Las hormonas que regulan la función testicular son la estimulante de los folículos y la estimulante de las células intersticiales.

* Testículo: órgano par, de forma ovalada y que se halla contenido en el escroto o saco escrotal. Es el encargado de la producción de espermatozoides. El interior del testículo está recorrido por multitud de pequeños conductos (seminíferos) en los que se encuentran las células germinativas.
* Conducto deferente: tubo cuya función es transportar el esperma o semen (espermatozoides y secreciones de las vesículas seminales y la próstata).
* Epidímo: cuerpo situado junto al testículo y que en ocasiones actúa como reservorio de esperma.
* Cordon espermático: formado por el conducto deferente, los vasos sanguíneos y linfáticos y los nervios.
* Vesícula seminal: órgano par situado entre la vejiga urinaria y el intestino recto y cuya misión es segregar un líquido mucoso rico en glucosa, que se unirá a los espermatozoides durante la eyaculación. A veces también actúa como almacenadora de esperma.
* Conducto eyaculador: formado por la unión del conducto deferente y del que parte de la vesícula seminal; atraviesa la próstata y desemboca en la uretra.
* Próstata: glándula que segrega un líquido alcalino que protege a los espermatozoides del medio ácido que predomina en la vagina.
* Pene: órgano genital externo, en el que se distingue una parte exterior más gruesa (glande) protegida por un repliegue de la piel (prepucio) y unas estructuras que reciben el nombre de cuerpos cavernosos, que son las que permiten la erección.
* Uretra: órgano que presenta la doble función de eliminar la orina del sistema excretor y el esperma del aparato reproductor.

Espermatogénesis

Mecanismo encargado de la producción de espermatozoides. Estos se forman a partir de unas células, denominadas espermatogonias, que se localizan en los testículos.

espermatología. Funciones de reproducción en el ser humano

Los espermatozoides presentan tres zonas bien diferenciadas: la cabeza, el cuello y la cola. La primera es la de mayor tamaño, contiene los cromosomas de la herencia y lleva en su parte anterior un pequeño saliente o acrosoma cuya misión es perforar las envolturas del óvulo. En el cuello se localiza el centrosoma y las mitocondrias, y la cola es el filamento que le permite al espermatozoide “nadar” hasta el óvulo para fecundarlo.

Fecundación

Es el proceso de fusión entre un óvulo y un espermatozoide. En la vagina suelen entrar entre 450 y 500 millones de espermatozoides, pero sólo uno consigue fecundar al óvulo, pues cuando perfora sus cubiertas, es el mismo óvulo el que segrega sustancias que no permiten el acercamiento de más.

El espermatozoide únicamente introduce en el óvulo la cabeza, pues es ahí donde se aloja el núcleo con los cromosomas. Después de la fusión de los núcleos de ambas células reproductoras, se producen una serie de rápidas divisiones y el óvulo ya fecundado se instala en la pared del útero para seguir allí todo su desarrollo (embarazo) hasta que llegue el momento de la expulsión al exterior (parto) del embrión ya totalmente formado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

[an error occurred while processing this directive]