Fenómenos climáticos: El Niño

Entre los fenómenos climáticos, El Niño es el rey de la publicidad. Es tan popular, ha sido tan absorbido por la cultura popular, que incluso recuerdo un episodio de la –chocante- serie animada Shin Chan en el que éste echa la culpa de un accidente hogareño a El Niño. Todos hemos oído hablar de él y, como Shin Chan, le hemos echado la culpa de algún chaparrón. La mayoría, sin embargo, seguramente no sabe en qué consiste realmente. El Niño es el archiconocido de los desconocidos.

Para reconocer a El Niño es necesario primero reconocer lo que no es. El océano Pacífico recibe más luz solar que ningún otro lugar de la Tierra y gran parte de esta luz se almacena en el océano en forma de calor. En condiciones climáticas normales, los vientos alisios soplan de Este a Oeste a través del Pacífico tropical y acumulan agua cálida de la superficie en el Pacífico oeste, de modo que la superficie del mar es aproximadamente medio metro más alta en Indonesia que en Ecuador.

Al mismo tiempo, las aguas más profundas y más frías en el Pacífico oriental suben a la superficie, creando un gradiente de temperatura de este a oeste a lo largo del ecuador conocida como la inclinación de la termoclina. Sin embargo, cada tres a siete años, por razones que aun no son del todo conocidas, los vientos alisios se relajan en el Pacífico central y occidental, generando una depresión de la termoclina en el Pacífico oriental y una elevación en el oeste.

Efectos de El Niño

Efectos de El Niño

Como resultado, las aguas cálidas superficiales de la piscina de agua caliente al este de Indonesia comienzan a moverse hacia el este. Estas aguas cálidas de la superficie evitan que las aguas más profundas y frías suban hacia la superficie. Así, las regiones central y oriental del Pacífico se calientan, el suministro de agua rica en nutrientes se interrumpe y los peces desaparecen de las costas de Perú y Ecuador.

Fueron los pescadores de esta zona los que bautizaron a este fenómeno como El Niño, porque suele producirse entre diciembre y enero. El Niño ha sido relacionado con un incremento de la incidencia de huracanes en el Pacífico y una disminución en el Atlántico. En América del Sur suele llover mucho, mientras que en el sudeste de Asia suele haber sequía.

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies