El ser humano retrasa la próxima edad de hielo

Kerchak | | Ciencia | No hay comentarios

La historia de la Tierra se caracteriza por una alternancia de glaciaciones. Grandes extensiones de tierra en las latitudes altas se cubren con una capa de hielo (o inlandsis) y el nivel del mar disminuye. De acuerdo con las hipótesis actuales, la periodos glaciares son causados por pequeños cambios en la órbita de la Tierra alrededor del Sol y por las variaciones periódicas de la radiación solar. Una modificación de los dos parámetros puede causar un enfriamiento global. La secuencia de eventos resultante conduce a un período de glaciación o edad de hielo.

Ocho glaciaciones importantes se han detectado hasta el momento. La última terminó hace 11600 años, dando nacimiento a la era interglacial del Holoceno en que vivimos.

Un estudio reciente realizado por investigadores del University College de Londres y la Universidad de Cambridge afirma que la nueva edad de hielo se producirá en los próximos mil años. Sin embargo, el CO2 y las emisiones de gases de efecto invernadero podrían retrasarla. Estos resultados acaban de ser publicados en la revista Nature Geoscience.

Para entender la evolución probable de nuestra era, los científicos investigaron un período de la Tierra donde las condiciones climáticas, la radiación solar y la configuración astronómica eran idénticas a la situación actual. Han encontrado una coincidencia con el “estado isotópico del oxígeno nº 19” (en referencia a un método de datación de hielo), es decir, con el estado del planeta de hace alrededor de 780000 años.

Fenómeno natural del deshielo

El desarrollo del hielo acompaña el inicio de una era glaciar. En la actualidad, el hielo tiende a derretirse debido al calentamiento global. Los fenómenos naturales que causan las edades de hielo no puede ser capaces de tomar el relevo. El ser humano podría estar retrasando la próxima edad de hielo. © Ludovic Hirlimann, Flickr, licencia Creative Commons by nc 2.0

El CO2 en lucha contra la órbita de la Tierra

En caso de glaciación, la formación de la capa de hielo en el hemisferio norte daría lugar a icebergs capaces de cambiar las corrientes oceánicas. El Atlántico Norte se enfriaría mientras que el Océano Antártico tendería a calentarse. Esto daría lugar a diferencias de temperatura significativas entre los dos hemisferios del planeta. Estas diferencias pueden ser utilizados como marcadores para localizar el comienzo de un período glacial. Sin embargo, estos cambios de temperatura se traducen en modificaciones del hielo y los oragnismos, o de la basura que el hielo alberga.

Las edad de hielo de hace 780000 años fue analizado para estudiar la secuencia de acontecimientos climáticos que condujo a la glaciación. El estado actual de la Tierra se comparó con la línea de tiempo obtenido.

Los resultados son finales, nuestra era (el Holoceno) está casi terminada. Una nueva edad de hielo iba a comenzar en el próximo milenio. Sin embargo, el calentamiento global no ha permitido que se de por el momento. Los niveles de CO2 actuales en constante cambio son mucho mayores hoy que hace 780000 años.

En el momento actual, ninguna formación de hielo ha sido observada en el hemisferio norte. Los cambios en la órbita de la Tierra no compensarían el calentamiento causado por las actividades humanas. Las actividades humanas, por lo tanto, están retrasando el inicio de la nueva era glaciar.

Mapa glaciación del Pleistoceno

El hielo cubría la mayor parte de Europa y América del Norte durante la última glaciación. Los niveles del mar se redujeron hasta en 120 metros en algunos lugares, modificando el contorno de las costas. © Universidad de Arizona del Norte, DR

No hay comentarios