El halcón peregrino

De anatomía totalmente preparada para la alta velocidad, el halcón peregrino (Falco peregrinus), es una de las especies de falcónidos que adornan nuestros cielos y el ave más característica de las rapaces diurnas.

Sus alas poseen una envergadura de entre 80-112 cm., una longitud de 38-50 cm. (macho 38 cm y las hembras, debido al dimorfismo sexual, unos 48-50 cm.) y un peso de 550-650 gramos para el macho y de unos 850-1.100 gramos para la hembra.

Habita, excepto en la Antártica, en todos los continentes y en muchas Islas. En las Américas no aparece en el centro de América del Norte, parte de las montañas rocosas, los Andes y la cuenca Amazónica. En nuestro continente, se distribuye por la mayor parte de Europa y en el norte y en el sur de Asia. Tal es su nivel de adaptación que lo podemos encontrar “instalado” como un ciudadano más en las ciudades, dueño de los grandes edificios, o en la Tundra. En España, la especie se concentra en Pirineos, Sistema Ibérico, Cordillera Cantábrica y el Sistema ético, al igual que en las cuencas del Duero y Ebro.

Pero concretamente los parajes escogidos por este alado cazador, son los espacios abiertos, sin gran cantidad de árboles, desnudos y con una vegetación no demasiado elevada… ya que por sus cualidades en las artes venatorias y de supervivencia, son estas condiciones las que más le convienen.

Halcón peregrino

Halcón peregrino

En cuanto a su comportamiento, el halcón peregrino es un ave muy territorial que generalmente vuelve a anidar en el mismo lugar de la puesta anterior. Sus técnicas de caza bien merecen un post a parte tanto por lo peculiar en su estrategia como por la extensión de la misma. Apuntar simplemente que se trata del ave más rápida, por no decir el animal más rápido, puesto que es capaz de alcanzar en picado alrededor de 200 e incluso en ocasiones los 350 kilómetros por hora

Su dieta mayoritariamente se compone de aves (como palomas, perdices, codornices, mirlos o de urracas…) aunque eso no quita para que no se lleve al pico algún que otro anfibio o mamífero.

Es en el mes de marzo y abril cuando tiene lugar la puesta de los huevos. Pequeñas oquedades en grandes paredes rocosas, en bordes de acantilados, depresiones desnudas sobre bordes rocosos…son el lugar idóneo para traer al mundo a su progenie. No desprecian nidos abandonados de otras especies como águila real, águila perdicera o cuervos o simples depresiones en el terreno que tienen el único fin de evitar que caigan los huevos al vacío. La hembra deposita de 3 a 4 huevos normalmente, aunque puede variar de entre 1 a 6 huevos. El macho será el encargado de proporcionar el alimento a su descendencia y la madre será la que principalmente los incubará durante unos 28-30 días para que, después, transcurridos unos 35-40 días de haber visto la luz, los pollos abandonen el nido.

El trampeo, la destrucción de nidos y la intoxicación con pesticidas agrícolas, que absorben con las presas, han acelerado de manera dramática la disminución de estos halcones.

Técnica de vuelo del halcón peregrino

Es sabido que el halcón peregrino es capaz de adaptarse a cualquier medio. Allá donde haya aves que cazar…habrá halcones. Su dieta sobre todo es ornitófaga. Es por ello que tanto en las llanuras como en las grandes ciudades…los halcones son los señores del cielo.

Desde un punto elevado como árboles, riscos o rocas… e incluso techos de los edificios enfrente de algún parque..el halcón intenta divisar una posible presa. Quizá en las ciudades, la paloma bravía (Columba livia var. domestica) sea su predilecta. Una vez divisada, saldrá en su busca con fuerte impulso y un rápido y poderoso batir de alas.

Halcón peregrino con viento a favor

Halcón peregrino con viento a favor

Si el viento sopla a favor, el ave ascenderá sobre la presa para descender posteriormente al plegar sus alas, como encogiendo su cuerpo…( su poderoso y corto cuello, sus potentes tarsos, su forma aerodinámica… están diseñadas para la velocidad) y caer en un picado vertiginoso que llega a alcanzar (y aveces hasta sobrepasar) los 350 km/h. Es en ese momento justo, al impactar con la víctima ,en el cual, (en muchos casos) la presa muere por el tremendo choque. Otros, el halcón al abalanzarse sobre ella con sus garras, la sujeta y en pleno vuelo, fractura con un certero y hábil movimiento, su columna. No es de extrañar que la rapaz también sufra algún tipo de daño físico por el encontronazo.

Halcón peregrino con viento en contra

Halcón peregrino con viento en contra

Si el viento soplara en contra, el halcón agarraría a su presa por debajo. A pesar de esto, se sabe también que, sin hacer picados, persigue a su víctima en vuelo batido.

Yo mismo, un buen día de invierno, asistí a un acontecimiento que me fascinó. Estando en un campo de viñas, donde la cepa más alta no sobrepasaba la altura de las rodillas, vi algo, una “cosa” negra que me sobrevolaba en círculos a gran altura. Levanté la vista hacia ese objeto que cada vez era más pequeño, más pequeño…ya que iba ascendiendo… y me di cuenta que cada vez los círculos descritos de su vuelo eran más y más grandes.

De repente… esa cosa, cortó de forma seca su hasta ahora rutinario desplazamiento y rompió en un vuelo descendente, un picado de libro. Conforme iba bajando, esa cosa tomaba forma, adquiría una estructura que mis inmaduros ojos no tardaron en reconocer. Era un halcón peregrino…, había visto un halcón peregrino.

Sorpresa la mía al ver que, justo del bancal de al lado, al otro lado de la carretera…, había levantado el vuelo un bando de perdices rojas.

El impacto entre depredador y presa no se oyó debido a la gran distancia que nos separaba… pero lo sentí como tal. Me había impresionado mucho. Seguidamente, ambas aves cayeron lejos de mi vista y de mis piernas pues un gran margen de viejas piedras y una linea de infranqueables piteras…me impidió acercarme algo más y matar así la curiosidad de cómo acababa todo aquello.

Nunca más he podido volver a presenciar algo así. Aunque estoy seguro que si algún día pudiera volver a ver un momento como éste…, no lo apreciaría tanto como aquel primero en ese inolvidable bancal de cepas.

Imágenes-esquema explicativas extraídas de: falconsbarcelona.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.