El calentamiento en el entrenamiento del deportista

Nuestro organismo no está adaptado para alcanzar el máximo rendimiento de forma inmediata y desde el primer movimiento, es necesario que antes de cada sesión dediquemos unos minutos al calentamiento del cuerpo y de los músculos.

Ahora bien, ¿qué razones hay para que un calentamiento sea una práctica obligada en el deportista?

  • En primer lugar los músculos necesitan una temperatura interna determinada para alcanzar su rendimiento adecuado. El calor es un catalizador de las reacciones bioquímicas que tienen lugar en las células de nuestro sistema muscular.
  • Además, los tendones, los ligamentos y las articulaciones deben de ser desbloqueadas de forma no traumática para evitar el riesgo de tirones y distensiones, que son las lesiones típicas de los músculos estimulados en frío.
  • Por último, antes de comenzar el entrenamiento, hay que esperar a que el corazón alcance de forma pausada y constante un mínimo de 100 pulsaciones para que llegue mejor la sangre a los músculos, a los pulmones y al cerebro.

Este último motivo para el calentamiento nos recuerda la importancia de no realizar comidas pesadas antes de entrenar, ya que la sangre se desplaza a los músculos, el estómago y el hígado tendiendo a reducir su actividad y provocando una parada digestiva.

La forma de calentamiento más común consiste en correr 10 o 20 minutos a un ritmo suave, sin superar las 120 pulsaciones por minuto. Con este calentamiento se pone en marcha todos los músculos del cuerpo y se eleva rápidamente la temperatura muscular.

Calentamiento deportivo

Calentamiento deportivo

A continuación se realizan los ejercicios de estiramiento más importantes, y se sigue son algunos más de movilidad. Por último, se efectúan ejercicios de fuerza para los músculos que intervendrán en la actividad siguiente (arranques de 10 o 20 segundos, series de saltos, flexiones, tracciones de brazos, etc.).

Aunque este método es útil y general para la mayoría de los deportes, debe de evitarse en deportes acuáticos y de nieve, ya que en estos casos habrá que sustituir la carrera con un ejercicio específico del deporte en cuestión, que primero se realizará lentamente y luego, al final del calentamiento, con más rapidez.

Por último, debemos de aclarar que el tiempo óptimo de calentamiento debe de ser inversamente proporcional a la temperatura ambiental en la que se entrena.

Un comentario

  1. Ximena

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies