Durkheim

Émile Durkheim nació en épinal, en la Lorena, el día 15 de abril de 1858 y los 21 años de edad, ingresó en la Escuela Normal Superior de París, donde se graduó en Filosofía en el año de 1882, bajo la tutela de Fustel de Coulanges.

Sus trabajos teóricos comenzaron cuando ingresó a la Universidad de Burdeux como profesor de pedagogía y ciencia social. A partir de ahí va a desafiar a la sociedad académica al instituir un nuevo campo del saber: la Sociología.

Ha publicado cientos de estudios sociales, acerca de temas como la educación, los crímenes, la religión y el suicidio, hasta que muere en París el 15 de noviembre de 1917, donde se encuentra enterrado en el Cementerio de Montparnasse.

Además de ser el fundador de la “Escuela Francesa de Sociología“, Émile Durkheim acumula algunos atributos, como constituir la Sociología Moderna, al lado de Max Weber y ser uno de los responsables de hacer de la sociología una disciplina académica, al conciliar la investigación empírica con la teoría, basadas en rigurosos métodos.

Al afirmar que “los hechos sociales deben ser tratados como cosas”, él pone el objeto sociológico, mientras que el objeto científico, puesto que considera que sólo la ciencia y un nuevo paradigma racionalista podrían conducir a respuestas adecuadas frente a los cambios sociales cada vez más rápidas.

Fotografía de Emile Durkheim

Fotografía de Emile Durkheim

A grosso modo, su obra constituye una “teoría de la cohesión social“, para responder de las sociedades podrían mantener su integridad y coherencia en la era moderna, mientras dimensiones como la religión y la etnia parecían desmoronarse.

Según él, el hombre sería un animal bestial que sólo se convirtió en humano en la medida en que se ha vuelto sociable. Así, podemos observar el procedimiento de aprendizaje, el cual Durkheim llamó de “Socialización“, como factor clave para el fortalecimiento de una “conciencia colectiva”, establecida en nuestra socialización.

No obstante, uno de sus principales argumentos es el de la determinación de los “hechos sociales“, los cuales nos enseñan como debemos ser, sentir y hacer, pues lo que las personas sienten, piensan o hacen no dependen totalmente de sus voluntades individuales, puesto que es una conducta establecida por la sociedad. Aquí, tres propiedades son cruciales: generalidad, exterioridad y coercitividad; estas son las leyes que conducen el comportamiento social, o sea, el que gobierna a los hechos sociales.

Su teoría también se hiciera conocida como Funcionalista, una vez que hace una analogía con las funciones del organismo, en la medida en que la existencia y la calidad de diferentes partes de la sociedad, descompuestas por los papeles que ejercen para mantener el medio social equilibrado.

Aún en este tema, sus conceptos básicos serán “institución social” y “anomia“. Así, la institución social sería el conjunto de normas y artificios uniformados socialmente para conservar la organización del grupo y, por ello, son reaccionarias por esencia, (ejemplo: familia, escuela, gobierno, policía) y actúan perpetrando la oposición en contra de los cambios, por la conservación del orden.

Ya la anomia sería una situación en la que la sociedad se quedaría sin reglas claras, sin valores y sin límites, y cuando las mismas pueden verse incapaces de integrar ciertos individuos están alejados de ella debido a la relajación de la conciencia colectiva. Este concepto ha sido utilizado, incluso, para clasificar los tipos de suicidio: el suicidio altruista, el suicidio egoísta y suicidio anómico.

Es de suma importancia para la ciencia moderna en su obra “Las reglas del método sociológico“, publicada en 1895, ya que define una metodología de estudio que va a fundamentar toda el área de las ciencias sociales. Es aquí que se establecen las bases para la sociología como ciencia, la defensa de una nueva disciplina científica cuando la legitimidad generaba desconfianza por gran parte de sus pares.

¿Quien fue Émile Durkheim?

Considerado por muchos como el gran fundador de las Ciencias Sociales, Émile Durkheim nació en Francia en 1858, y allí vivió hasta su muerte, en 1917. Directamente influido por el positivismo de Auguste Comte, dedicó su trayectoria intelectual de elaborar una ciencia que permitiera la comprensión de los comportamientos colectivos. Su gran preocupación era explicar los elementos capaces de mantener cohesionada la nueva sociedad que se va a configurar después de la Revolución Industrial y la Revolución Francesa.

Émile Durkheim

Émile Durkheim

Durkheim determina el hecho social como objeto central de la investigación de este nuevo campo científico. Se entiende el hecho social como una “cosa” que ejerce la fuerza de la coacción sobre los sujetos, independientemente de su voluntad o la acción individual. El hecho social se imponen en la dirección de la sociedad para el individuo, y se establece de forma a homogenizar y estandarizar los comportamientos particulares, garantizando que sean colectivos. A propósito, Durkheim llama al hecho social de “cosa” para resaltar que es un objeto en el sentido científico, esto es, algo que puede ser observado, definido y explicado por el científico social.

En su importante estudio El Suicidio, publicado en 1897, Durkheim observa que las tasas de muerte voluntaria son contantes en diferentes periodos de tiempo. El autor trata, por lo tanto, el suicidio como un fenómeno que no actúa únicamente bajo el individuo, pero cuyas fuerzas se encuentran activos en todo el cuerpo social. Luego, Durkheim pasa a considerar el suicidio como un hecho social que debe ser estudiado y analizado por él como científico social. Siguiendo este razonamiento, el suicidio, aunque no pueda ser considerado como algo beneficioso, se considera normal desde el punto de vista sociológico. Durkheim nota que en momentos de crisis económica o política, las tasas de suicidio se elevan, huyendo de los estándares. Para él, este es un fenómeno anómico, esto es, que se escapa de la normalidad.

Como buen positivista, Émile Durkheim tienen una visión armoniosa de la sociedad y, por lo tanto, las desviaciones de los estándares son siempre vistos como anomalías que pueden ser corregidas por la organización de las fuerzas sociales. Para Durkheim, las sociedades tradicionales – pre-modernas y pre-industriales – mantenían su cohesión a través de la llamada solidaridad mecánica, una vez que los cambios no eran comunes y los individuos no se diferenciaban mucho entre sí y entre las generaciones y las actividades profesionales. En una sociedad como la nuestra, en la que los cambios son rápidos y las actividades de trabajo son muy variadas, la unidad social se da por lo que él denomina solidaridad orgánica. Este concepto trae la idea de que la sociedad industrial se mantienen en un funcionamiento relativamente armonioso, posibilitado por el hecho de que cada grupo o individuo ocupa una función diferente, cumpliendo cada uno su papel en la sociedad a través de la división social del trabajo.

El Estado aparece en la obra de Durkheim como la institución responsable de organizar esta división del trabajo, ejerciendo una fuerza capaz de garantizar su unidad. La educación, tema muy discutido por el autor, también tiene para él un papel importante en la función de preparar al individuo para integrarse armoniosamente en el cuerpo social. La colaboración de Durkheim para el entendimiento de la sociedad es crucial. Sin embargo, el excesivo supresión del individuo – que sólo gana valor en cuanto útil a la sociedad que ha hecho del pensamiento durkheimiano el blanco de muchas críticas posteriores.

Principales Obras de Durkheim

  • La división del trabajo social (1893)
  • Las reglas del método sociológico (1895)
  • El suicidio (1897)
  • La educación moral (1902)
  • Trabajo y sociedad (1907)
  • Las formas elementales de la vida religiosa (1912)
  • Lecciones de Sociología (1912)

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies