Kerchak | | Ciencia | No hay comentarios

Dos potentes llamaradas solares en menos de 24 horas

Las eyecciones de masa coronal o llamaradas solares se multiplican y se intensifican a medida que nos aproximamos al máximo solar. Dos poderosas erupciones fueron filmadas el 15 y 16 de abril por el Observatorio de SDO.

Los CME (Coronal Mass Ejection) son burbujas de plasma procedentes del Sol debido a las explosiones magnéticas en la superficie, a menudo asociadas con las manchas. La última y gigantesca mancha solar AR 1429 fue el origen de una poderosa erupción el 5 de marzo que se ha extendido en el espacio, afectando a la Tierra dos días después y cegando temporalmente a la Venus Express.

Aunque no hay manchas solares importantes a la vista en nuestra estrella, dos violentas erupciones se produjeron con pocas horas de diferencia en el borde noreste del sol. Fueron filmadas en diferentes longitudes de onda por la SDO (Solar Dynamic Observatory), un satélite solar de más de 3 toneladas lanzado al espacio en febrero de 2010 e instalado en una órbita geoestacionaria cuya inclinación le permite monitorizar de forma simultanea nuestra atmósfera de forma continua y transmitir dicha información a la Tierra a gran velocidad. La SDO ya ha tenido la oportunidad de grabar como un cometa kamikaze se estrella contra el sol en julio de 2011 y de observar un eclipse solar parcial, el 21 de febrero 2012.

La llamarada solar del 15 de abril, filmada por el SDO. © NASA / SDO / YouTube

Naves espaciales en medio de la tormenta

La primera CME filmada por SDO se produjo el 15 de abril, proyectando un potente chorro de plasma en el espacio. Recordemos que el CME puede liberar varios millones de toneladas de plasma a velocidades de hasta 1.000 kilómetros por segundo. Unas horas más tarde, el 16 de abril, en la misma región del Sol produjo una espectacular segunda erupción en forma de bucle.

No es probable que estas dos tormentas solares se propaguen hacia la Tierra, sin embargo, en su camino se cruzarán con el satélite Stereo-B, el Telescopio Espacial Spitzer y el rover Curiosity en ruta hacia Marte.

La llamarada solar del 16 de abril se produjo en el mismo lugar que ocurrió la anterior. © NASA / SDO / YouTube

La observación de estas erupciones no está restringida a los observatorios solares en órbita, los astrónomos aficionados han llegado incluso a fotografiarlos con telescopios equipados con filtros correspondientes a la longitud de onda del hidrógeno H-alfa.

Una cosa es cierta, estas dos erupciones provienen de una zona particularmente activa de la rotación del Sol, que nos permiten mantenernos atentos porque en los próximos días es posible que se produzcan nuevas erupciones solares

erupción solar

La llamarada solar del 16 de abril, fotografiada por un telescopio de aficionado de California. © Jim Lafferty / Spaceweather.com