Dos coches híbridos en las 24 horas de Le Mans

Presentado como menos ofensivo para el medio ambiente, el motor híbrido también tiene un rendimiento interesante para los equipos de carreras cuando se trata de recuperar la energía utilizada en la frenada. Para la próxima carrera de las 24 horas de Le Mans, Audi y Toyota pondrán en la carretera dos coches que funcionan con electricidad que tienen un diseño diferente. Innovaciones que pronto podremos encontrar en vehículos de turismo.

Desde 2009, Peugeot ha estado preparando un motor híbrido para el Peugeot 908, el 908 HY, pero no podrá competir en las 24 horas de Le Mans porque no cumple la reglamentación. En 2011, el equipo suizo de Hope Racing puso a su Oreca en la línea de salida de esta prueba legendaria. Este año, Peugeot parece dispuesto a descansar de las competiciones de resistencia como las 24 horas de Le Mans. En contraste, Toyota y Audi estarán presentes con vehículos innovadores que utilizan motores híbridos en los que la parte eléctrica recupera la energía utilizada durante el frenado.

La idea del SREC (sistema de recuperación de la energía cinética), más conocido como KERS (Kinetic Energy Recovery System) no es nada nueva. Se basa en diferentes trucos técnicos. Dos principios se aplican hoy en día, incluyendo la competición de Fórmula 1, utilizando un volante de inercia o un generador eléctrico. En el primer caso, un disco (pesado, por supuesto) se hace girar durante el frenado a través de un eje que se acopla en ese momento. La energía se almacena de forma mecánica, a través de esta rotación, y se recupera cuando el conductor embraga un sistema que conecta el volante con el eje de accionamiento. También puede activar un generador que producirá electricidad almacenada temporalmente en las baterías y que se utiliza para accionar un motor eléctrico.

Toyota TS030 Hybrid

El Toyota TS030 Hybrid, un coche híbrido para las carreras de resistencia. Puede desplazarse 2 kilómetros utilizando únicamente el motor eléctrico, podría utilizarse para los desplazamientos a boxes. © Toyota

Las 24 horas de Le Mans permiten vehículos híbridos

El sistema instalado en el Audi R18 e-tron quattro es intermedio. Durante la frenado, la energía de rotación del eje de accionamiento es parcialmente transmitida a una dinamo, que produce una corriente eléctrica continua (de la misma forma que las dinamos pequeñas de las bicicletas), que sirve para hacer girar un volante de inercia (hasta 45.000 revoluciones por minuto). Para recuperar esta energía, la rueda hace girar un generador que alimenta un motor eléctrico. Esto, y esta es otra originalidad de este coche, está instalado en la parte frontal, mientras que el motor de combustión interna (de ciclo diésel) hace girar las ruedas traseras. Cuando el motor eléctrico gira, el Audi tiene cuatro ruedas motrices, algi que, en principio, está prohibido por el reglamento de las 24 Horas de Le Mans desde 1998. Han hecho una excepción, y es posible cambiar a “quattro”, pero sólo por encima de 120 km/h. La ganancia de potencia que se logra, según Audi, es de 150 kW, 204 caballos de fuerza. Cualquiera que sea la solución, el impulso será limitado debido a que la reglamentación limita la energía recuperada durante la frenada a 520 kJ (kilojulios).

Más clásico, Toyota, con su TS030 Hybrid, hace girar un generador durante la frenada y la energía se acumula en un supercondensador, es decir un tipo de batería que puede cargar y descargar muy rápido. Cuando el conductor tiene que acelerar, un motor eléctrico aumenta la potencia de salida en la cubierta trasera, además de los motores de combustión térmica (de gasolina).

Estos dispositivos de Kers son ya conocidos en los turismos, pero el hecho de que pasen a las carreras supondrá una mejora en su rendimiento, que, con una demanda de potencia igual, resultará en un menor consumo. En definitiva, las 24 horas de Le Mans se convierten en un escaparate de las innovaciones tecnológicas. El sistema de hibridación e-Tron de Audi será equipada en los modelos de Audi A4 a partir de 2014.

AudiR18 e-Tron Quattro

El Audi R18 e-Tron quattro, que aquí se presenta en la web de Las 24 horas de Le Mans está equipado con un sistema eficaz de recuperación de energía de frenado. © Florent Gooden - DPPI