Dislexia en niños, más que un problema de aprendizaje

La dislexia es básicamente un problema en la forma como el cerebro ordena la información que le llega, se manifiesta como una dificultad para aprender, leer y escribir. En algunas ocasiones este desorden va acompañado de confusión y reacciones particulares por parte de los niños.

Son reconocidos dos tipos de dislexia según su intensidad, la dislexia extrema y la dislexia moderada. Estos dos tipos de dislexia afectan aproximadamente al 10% de la población lo que lo convierte un padecimiento bastante común.

Los motivos que causan la dislexia no están claros, pero las investigaciones culpan a una combinación factores en los que participan el sistema nervioso y los sentidos como el oído y la visión, pasando por la predisposición genética.

En general la capacidad intelectual de los niños con dislexia es igual o superior a las de otros niños, lo cual  descarta que sea algún tipo de retraso mental o comportamiento inadecuado como puede calificarse cuando no se ha diagnosticado.

Hablamos de la dislexia en niños

Hablamos de la dislexia en niños

Señales y síntomas de atención

Las señales se pueden presentar a partir de los 4 o 5 años de edad, aunque se recomienda esperar a que se verifique que los síntomas son constantes y consistentes para diagnosticar, debido a que estas señales a temprana edad pueden ser temporales y propias del proceso de crecimiento de los niños o se pueden ser causados por otros problemas o desordenes.

Algunos síntomas que se presentan, aunque no los únicos, son:

  • Retraso en el aprendizaje comparando con otros niños o compañeros de clase de la misma edad.
  • Entre los 4 y 5 años fluidez y capacidad lingüística es inferior a la de otros niños de su edad.
  • Falta de concentración
  • Dificultad para memorizar canciones
  • Problemas para seguir ritmos musicales
  • Se les dificulta armar rompecabezas.

Específicamente los niños con dislexia no logran tener una imagen clara de lo que leen, por tanto no comprender bien. Esto se presenta porque el cerebro no logra convertir las letras en sonidos verbales. En ocasiones se saltan los renglones, las palabras, las letras, omiten los signos de puntuación, o tienen la sensación de que el texto se mueve. Las reglas de ortografía y los conceptos matemáticos presentan especial dificultas para ellos.

Otros problemas relacionados con la dislexia son la falta de orientación espacial, el equilibrio. Son un poco torpes para desplazarse y se tropiezan con frecuencia, su motricidad es deficiente comparada con la de otros niños. Durante las conversaciones es frecuente la falta de atención y concentración y se pierden fácilmente.

Todos estos síntomas deben ser tenidos en cuenta, pero debemos aclarar que también pueden presentarse en otros desordenes o patologías, por este motivo siempre debe consultar a un especialista para que sea él quien determine finalmente las causas, el diagnóstico y los pasos a seguir.

La dislexia es un problema de conectividad cerebral. Illustration © Thinkstock.


La dislexia es un problema de conectividad cerebral. Illustration © Thinkstock.

Tratamientos

La dislexia acompañará al niño durante toda su vida. Existen terapias que permiten mejorar y conseguir que los niños y las personas con dislexia sean capaces de leer, escribir y comprender un texto. Para que estos tratamientos sean efectivos se debe determinar exactamente que funciones están afectadas, con lo cual se puede aplicar los medios adecuados. Los tratamientos y  ejercicios para superar algunos efectos de la dislexia son muy variados, y en gran parte de los casos se consiguen grandes resultados y mejoras.

Hablamos de la dislexia en niños

Hablamos de la dislexia en niños

Los padres y la escuela

Los problemas derivados de la dislexia se reflejan principalmente en los ambientes académicos, lo cual puede ser mal interpretado por los padres y los profesores, por tal motivo es de vital importancia diagnosticarlo lo antes posible para tomar la medidas necesarias sin afectar más de lo necesario a los pequeños.

Las múltiples presiones a las que son sometidos los niños disléxicos cuando no son diagnosticas e incluso cuando lo son, influyen negativamente sobre ellos y afectan directamente su autoestima.

Debemos aclara nuevamente los niños disléxicos no son “torpes” ni “malos estudiantes” solo necesitan formas alternativas o diferentes para aprender. La actitud correcta que por parte de los padres es acudir donde un profesional normalmente un psicólogo, quien determina la gravedad del caso, los puntos relevantes y las medidas a tomar.

Los padres debe asumir una postura de acompañamiento y no de sobre protección, los niños deben entender y enfrentar su problema, por lo cual necesitan todos los recursos posibles pero sobre protegerlos puede ser incluso contraproducente.

Los profesores deben ser informados para que intervengan de manera proactiva en los tratamientos y ejercicios que se den a los niños. Ambos, padres y maestros no deben medir ni comparar las capacidades de los niños con dislexia a la de otros niños y deben ser siempre un apoyo para ellos.

Las buenas noticias sobre la dislexia en niños

No todo es malo, ya comentamos los niños disléxicos suelen responder positivamente a los ejercicios y tratamientos, aunque en algunos casos llevarán tiempo, pero hay más: se ha demostrado científicamente que en algunos casos  los niños disléxicos presentan habilidades más desarrolladas que las de otros niños como la intuición, la creatividad, la imaginación, la curiosidad por temas que le llamen la atención.

Einstein tenía dislexia

Einstein tenía dislexia

Pueden profundizar, investigar, hacerse preguntas y aprender hasta el último dato de un tema que les apasione, lo cual explica cómo algunos personajes importantes de la historia y sobretodo la ciencia convivieron, triunfaron y quizá se beneficiaron  de la dislexia, entre estos personajes encontramos a Leonardo da Vinci, Thomas A. Edison, Alexander G. Bell o Albert Einstein.

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies