Dinosaurios carnívoros acechaban a sus presas de noche

Gracias al cuidadoso estudio de sus órbitas escleróticas fosilizadas, los restos de dinosaurios revelan cada vez más información acerca de su estilo de vida. Los dinosaurios carnívoros probablemente cazaban presas en la oscuridad, mientras que los vegetarianos “pastoreaban” de día y de noche.

Si los dinosaurios nos fascinan tanto todavía es porque se sabe muy poco sobre ellos. ¿De qué color eran? ¿Tenían la sangre caliente? Muchas de las preguntas que surgen probablemente quedarán para siempre sin respuesta definitiva, el descubrimiento y análisis de los huesos fosilizados son sólo vestigios de su presencia en la Tierra, gracias a ellos podemos conocer la morfología de estos animales, pero es más difícil sacar conclusiones sobre su comportamiento.

Esta dificultad no detiene a algunos científicos que dedican su vida a tratar de descubrir más sobre la forma en que vivían los dinosaurios. También parece que un grupo de la Universidad de California en Davis ha encontrado una pista que indica claramente la preferencia de algunos de ellos vegetarianos, por la vida diurna, mientras que los dinosaurios carnívoros solían cazar de noche. Estos resultados inesperados fueron publicados en la revista Science.

El anillo esclerótico: un índice del tamaño de los dinosaurios

Se basan en un análisis cuidadoso de una estructura particular, los ojos, una estructura que comparten los dinosaurios con las aves. Es una especie de hueso circular denominado anillo esclerótico, una estructura de la que carecen los mamíferos y los cocodrilos. Durante mucho tiempo los científicos han encontrado que es difícil asignar un papel definitivo a esta estructura ósea, un artículo del 2010 publicado en Vision Research ponía de manifiesto las diferencias morfolóficas en los anillos escleróticos en función de que provinieran de pájaros diurnos o nocturnos.

De hecho, los animales activos durante el día tienden a poseer un pequeña abertura del anillo esclerótico, es generalmente mayor para los animales nocturnos, como la pupila, que se abre más si hay poca luz para dejar entrar la luz máxima. Los animales que habitan nuestro planeta actualmente y que disponen de esta estructura, su tamaño se encuentra en uno de los dos extremos.

El uso de un complejo programa informático

Por desgracia, no es tan sencillo: la genética participa igualmente en el tamaño de estos anillos, de modo que dos especies filogenéticamente cercanas pueden tener tamaños similares pese a que tengan estilos de vida totalmente diferentes. Para separar la señal ecológica (modo de vida) de la señal filogenética (hereditaria), Lars Schmitz y Motani Ryosuke, los dos autores del artículo, han desarrollado un complejo programa informático (explicado en detalle en un segundo artículo publicado simultáneamente en la revista Evolution).

Básicamente, los científicos midieron las dimensiones exactas interna y externa de estos anillos, así como la órbita de los 33 fósiles bien conservados de dinosaurios vegetarianos y dinosaurios carnívoros, aves y pterosaurios antiguos (los animales que vuelan contemporáneos de los dinosaurios). Las medidas también han sido tomadas a 164 especies vivas hoy.

Velociraptor mongoliensis, este depredador formidable, probablemente cazaba de noche. Unos dinosaurios carnívoros.

Velociraptor mongoliensis, este depredador formidable, probablemente cazaba de noche. © Lars Schmitz, UC Davis

Por la noche, los mamíferos y los dinosaurios carnívoros salían a comer

De acuerdo con los resultados iobtenidos por el equipo, pequeños dinosaurios carnívoros, como el velociraptor, tuvieron que cazar en la noche. Los dinosaurios carnívoros más grandes como el Tyrannosaurus, no pudieron ser investigados debido a la falta de fósiles lo suficientemente bien conservados en el anillo esclerótico. En cambio, los animales voladores (pájaros antiguos y pterosaurios) eran principalmente diurnos, con algunas excepciones para los animales pescadores, que parecen haber sido nocturna.

Los grandes dinosaurios herbívoros probablemente se comportaban como los elefantes de hoy: actividad por el día y por la noche, para tener tiempo suficiente para comer hasta saciarse, sólo estaban descansando cuando el sol estaba en su apogeo para protegerse del calor . Estos resultados contradicen lo que la comunidad científica había asumido hasta ahora: Los mamíferos no estaban solos en la oscuridad…

Protoceratops andrewsi era un dinosaurio vegetariano que se alimentaba durante el día y la noche

Protoceratops andrewsi era un dinosaurio vegetariano que se alimentaba durante el día y la noche. © Lars Schmitz, UC Davis

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies