[an error occurred while processing this directive]

Datos curiosos sobre el cerebro humano

En este post queremos exponer una serie de datos que conocemos sobre el cerebro humano. Algunos son curiosos, otros inquietantes, pero de todos podemos aprender algo. Por ejemplo, hablaremos de la criónica (sí, eso que dicen que le hicieron a Walt Disney), de los sueños, de la necesidad que tienen los mamíferos de dormir, o del envejecimiento. ¿Sigues leyendo?

Criónica del cerebro humano

Vivir para siempre puede no ser factible actualmente. Sin embargo, un campo pionero denominado criónica podría dar a algunas personas la posibilidad de vivir de nuevo, eso sí, sólo a los que tengan suficiente dinero como para pagar los gastos de “mantenimiento”. Centros como la Fundación para la criónica Alcor Life Extension, en Arizona, en el que los cuerpos se almacenan en depósitos llenos de nitrógeno líquido a temperaturas de menos 320 grados Fahrenheit (78 grados Kelvin o -195 grados Celsius) no son cencia ficción, sino rabiosa actualidad.

La idea es que una persona que muere de una enfermedad incurable en nuestro tiempo es congelada en nitrógeno líquido para poder descongelarla y revivirla en el futuro, cuando se haya encontrado la cura a esa enfermedad. El cuerpo de la difunta leyenda del béisbol Ted Williams se almacena en uno de los congeladores de Alcor. Al igual que todos los cuerpos allí, Williams se guarda con la cabeza hacia abajo. De esta manera, si alguna vez hubiera una fuga en el tanque, el cerebro humano seguiría sumergido en el líquido frío y no se descompondría (aunque posteriormente alguien le tendría que explicar al “renacido” qué pasó con sus pies…).

Ninguno de los cuerpos así conservados ha sido revivido, ya que la tecnología aún no lo permite. Por ejemplo, si el cuerpo no se descongela a la temperatura adecuada (y no se sabe exactamente cuál es esa ni cómo descongelar a alguien y que vuelva a estar vivo), las células de la persona podrían convertirse en hielo y hacerla explotar en pedazos.

cerebro humano

Envejecer o morir joven (tú eliges)

Vivir eternamente es, como vemos, sólo un argumento para Hollywood. Pero ¿hasta qué edad pueden llegar a vivir los seres humanos? Se nace con una caja de herramientas robustas llena de mecanismos para combatir las enfermedades y lesiones, pero a medida que envejecemos, los mecanismos de reparación del cuerpo se debilitan. En efecto, su resistencia a las lesiones físicas y al estrés disminuye.

Las teorías de por qué la gente envejece se pueden dividir en dos categorías: 1) Al igual que otras características humanas, el envejecimiento podría ser sólo una parte de la genética humana y de algún modo, beneficioso. 2) En el punto de vista menos optimista, el envejecimiento no tiene un propósito y es el resultado del daño celular que se produce durante la vida de una persona. Algunos grupos de investigadores, sin embargo, piensan que la ciencia podría, en última instancia, retrasar el envejecimiento, al menos lo suficiente como para duplicar la esperanza de vida.

Reir es sano (y divertido)

La risa es uno de los comportamientos humanos menos conocidos. A pesar de que ya filósofos antiguos como los griegos o San Agustín se preocuparon por esta manifestación humana. Los científicos han descubierto que mientras reímos con ganas, tres partes del cerebro humano se activan: una parte del pensamiento que ayuda a entender la broma, un área de movimiento que induce a los músculos a contraerse, y una zona emocional que provoca ese “vertiginoso” sentimiento.

Sin embargo, aún se desconoce por qué una persona se ríe de los chistes tontos de su hermano, mientras que otro se ríe mientras ve una película de terror. John Morreall, que es un pionero de la investigación del humor en el William and Mary College, ha encontrado que la risa es una respuesta lúdica a incongruencias – historias que desobedecen las expectativas convencionales. Pero una cosa está clara: la risa nos hace sentir mejor.

¿Recuerdas…?

Algunas experiencias son difíciles de olvidar, como tal vez el primer beso. Pero, ¿cómo puede una persona recordar situaciones que ocurrieron hace años? Utilizando técnicas de imágenes cerebrales, los científicos están descubriendo el mecanismo responsable de crear y almacenar recuerdos. Se ha descubierto que el hipocampo, dentro de la materia gris del cerebro humano, podría actuar como una caja de recuerdos. Sin embargo, esta área de almacenamiento no es capaz de discriminar recuerdos. Resulta que los recuerdos verdaderos y falsos activan regiones cerebrales similares. Para diferenciar la memoria real, algunos investigadores creen que debe existir un contexto, algo que es mucho más difícil cuando el evento no se dio en la realidad.

Jet-lag y melatonina

El núcleo supraquiasmático, o reloj biológico, que reside en el hipotálamo, programa al cuerpo para seguir un ritmo de 24 horas. El efecto más evidente del ritmo circadiano es el ciclo sueño-vigilia, pero el reloj biológico también afecta a la digestión, la temperatura corporal, la presión arterial y la producción de hormonas. Los investigadores han encontrado que con la intensidad de la luz se puede ajustar el reloj hacia adelante o hacia atrás mediante la regulación de la producción de hormona melatonina.

El debate está en si los suplementos de melatonina podrían ayudar a prevenir el jet lag - la somnolencia o sensación de sopor que se obtiene al atravesar las zonas horarias. Sin embargo, debido a la ausencia de estudios en profundidad, y a que la melatonina tiene efectos en muchos órganos del cuerpo, los suplementos de melatontina que se venden sin estar autorizados como medicamentos están prohibidos en España.

Miembro fantasma

Se estima que alrededor del 80 por ciento de los amputados tiene sensaciones, incluyendo calor, picazón, presión y dolor, que vienen desde el miembro perdido. Las personas que sufren este fenómeno, conocido como “miembro fantasma“, sienten como si el miembro perdido formara parte de sus cuerpos. Una explicación dice que el área que recibe las sensaciones de los nervios del miembro amputado crea nuevas conexiones a la médula espinal y sigue enviando señales al cerebro, como si el miembro perdido todavía estuviera allí. Otra posibilidad es que el cerebro humano está “conectado” para operar como si el cuerpo estuviera intacto – lo que significa que el cerebro tiene un esquema del cuerpo con todas las partes para hacerlo.

En la cama, en el coche… (o donde sea)

Las moscas de la fruta lo hacen, los tigres lo hacen. Y los seres humanos parece que no se hartan de ello. No, no pienses mal. Estamos hablando de dormir, tan crucial para nosotros que pasamos más de una cuarta parte de nuestra vida durmiendo. Sin embargo, las razones subyacentes del sueño siguen siendo tan enigmáticas como un sueño incoherente.

Los científicos (y cualquiera de nosotros) lo saben: el sueño es vital para la supervivencia de los mamíferos. Un insomnio prolongado puede llevar a cambios de humor, alucinaciones, y en casos extremos, la muerte. Hay dos estados de sueño – el No REM (fase en la que no se producen movimientos oculares rápidos), durante el cual el cerebro humano presenta una baja actividad metabólica; y el REM (fase de movimientos oculares rápidos), durante el cual el cerebro está muy activo. Algunos científicos piensan que el sueño No REM da al cuerpo un descanso, ya que conserva la energía y es una fase similar a la hibernación. El sueño REM podría ayudar a organizar los recuerdos al estimular las sinapsis neuronales. Sin embargo, esta idea no está demostrada, y los sueños durante la fase REM no siempre se correlacionan con los recuerdos.

¿Qué has soñado esta noche?

Si se le preguntara a diez personas por qué sueñan, lo más probable sería obtener diez respuestas diferentes. Ni siquiera los científicos han logrado todavía desentrañar este misterio. Una posibilidad: el sueño ejercita las sinapsis entre las neuronas al estimularlas con imágenes y así obtendríamos los recuerdos. Otra teoría es que la gente sueña con las tareas y las emociones que no tuvieron en cuenta durante el día, y que el proceso puede ayudar a consolidar los pensamientos y recuerdos. En general, los científicos coinciden en que los sueños ocurren durante la fase más profunda, la fase en la que no se producen movimientos oculares rápidos (No REM), al menos esos son los que recordamos.

Imagen: Wikipedia

No hay comentarios
[an error occurred while processing this directive]