Curiosity. Marte pudo albergar vida en el pasado

Ayer martes la NASA anunció que los últimos resultados del rover Curiosity confirman que Marte pudo albergar vida en el pasado. Los científicos han identificado varios ingredientes químicos necesarios para la vida.

Un poco más de ocho meses después de la llegada de Curiosity a Marte, el robot ya habría completado una parte de su misión. El propósito de mandar Curiosity a Marte era determinar si el planeta rojo pudo albergar vida en algún momento de su historia. ¡Y parece que Curiosity ha respondido a la pregunta! Al menos eso es lo que la NASA dijo el martes durante una conferencia de prensa, un poco más de una semana después de que el rover fallara y nos pusiera a todos de los nervios.

Un aspecto clave de esta misión es determinar si Marte pudo albergar un ambiente habitable“, dijo Michael Meyer, científico jefe del Programa de Exploración de Marte de la NASA. “Por lo que sabemos ahora, la respuesta es sí”, agregó. Como ha señalado el investigador, esta afirmación se desprende de los resultados de los análisis de la roca marciana realizados por el rover Curiosity con dos instrumentos llamados Sample Analysis at Mars (SAM) y Chemistry and Mineralogy (CheMin). Este análisis se realizó específicamente en una muestra de polvo de la parte interior de una roca después de ser perforada.

Los ingredientes clave para albergar vida están presentes en Marte

Llamada “John Klein” y descubierta en Yellowknife Bay, la roca en cuestión contiene minerales arcillosos, minerales de tipo sulfato y otros elementos químicos de otro tipo. Estos últimos son, precisamente, los descubrimientos a los que dan más relevancia los equipos de la NASA porque el análisis también reveló la presencia de azufre, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono. Todos los cuales se consideran ingredientes clave para la existencia de vida.

Los minerales arcillosos representan al menos el 20% de la composición de la muestra“, dijo David Blake, científico principal responsable del instrumento CheMin en el Ames Research Center de la NASA. Estos elementos son producto de la reacción entre el agua y minerales ígneos relativamente frescos, tales como el olivino, también presente en el sedimento. Según los investigadores, la reacción podría haber ocurrido en el depósito de sedimentos durante el transporte o directamente en la región de origen.

La presencia de sulfato de calcio añadido a la arcilla sugiere que el suelo sería más bien neutro o ligeramente alcalino. Además, el antiguo entorno húmedo de Marte probablemente no era diferente a otras partes del planeta, muy oxidado, ácido y extremadamente salado. “Habríamos podido beber este agua“, dijo John Grotzinger, del Instituto de Tecnología de California y director del proyecto Curiosity. “Hemos caracterizado una muy antigua, pero extrañamente nueva “arcilla marciana” donde las condiciones tuvieron que ser favorables para la vida“, dijo citado por la NASA.

Marte: comparación de las rocas y los ambientes acuosos observados por el rover Opportunity (a la izquierda) y Curiosity (a la derecha)

Marte: comparación de las rocas y los ambientes acuosos observados por el rover Opportunity (a la izquierda) y Curiosity (a la derecha)

¿Fuentes de energía para los microorganismos?

La gama de ingredientes químicos que hemos identificado en la muestra es impresionante, y sugiere asociaciones tales como sulfatos y sulfuros que indican una posible fuente de energía química para los microorganismos“, comentó Paul Mahaffy, investigador principal del instrumento SAM en el Goddard Space Flight Center. Sin embargo, los investigadores han querido destacar: si esta conclusión parece cierta, encontrar que la vida es posible, no quiere decir que exista o haya existido. Por el momento, el rover Curiosity no ha encontrado ningún rastro de vida, ni ningún microorganismo.

Pero la NASA es optimista acerca de los sucesivos descubrimientos que pueda revelar Curiosity. “Curiosity fue enviado a una misión de descubrimientos y exploración, y como equipo, creemos que habrá muchos descubrimientos aún más emocionantes en los próximos meses y años venideros“, aseguró John Grotzinger citado en un comunicado de la NASA. Además, los científicos quieren que Curiosity siga explorando la zona de la bahía de Yellowknife durante varias semanas.

Después, el robot comenzará un largo camino para llegar más cerca del montículo central del cráter Gale, en el Monte Sharp, uno de sus objetivos principales. Una vez allí, Curiosity estudiará las superficies expuestas o minerales arcillosos y otros tipo de sulfatos que se han identificado en órbita. Esto puede proporcionar nueva información sobre la sostenibilidad y la diversidad de las condiciones de vida del planeta rojo. Una cosa es cierta, la misión del rover se espera que dure por lo menos dos años, así que esto no ha hecho más que comenzar.

Vía

Curiosity: la planète Mars a bien pu abriter de la vie par le passé

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies