sin comentarios

Cómo sembrar plantas en el jardín

Se te traes entre manos un pequeño proyecto de jardinería, probablemente ya has estudiado la ubicación del jardín, así como la cantidad de luz solar y sombra que su futuro jardín va a recibir.

En función de todo esto, ya has elegido las flores, hortalizas o verduras que quieres ver florecer lo más pronto posible… ahora sólo queda plantar, para eso, ¡hay que arremangarse y ponerse manos a la tierra! En este artículo vamos a contarte como plantar diversas flores, plantas u hortalizas en casa.

Preparar el suelo

  • Si aún no has preparado el suelo para recibir las plantas, ¡hay que hacerlo ahora! Mande analizar su tierra o hágalo usted mismo con uno de los muchos kits que existen para tal el efecto. Un suelo puede ser ácido, alcalino o neutro, y, una vez descubierto esto, es necesario adquirir un abono que se adapte a este tipo de tierra.
  • El suelo ideal debe tener una buena capa de materia orgánica, o sea, debe ser rico en humus (una sustancia oscura compuesta por hojas secas, plantas y animales muertos), seguido de tierra suelta y arcillosa, que permite un buen drenaje y oxigenación.
  • Si el suelo es arenoso, tendrá dificultad en absorber el agua y otras sustancias nutritivas, lo que implica que debe ser enriquecido con humus o arcilla. Si es tu caso, utiliza una equilibrada mezcla de tierra negra con un 50% de tierra arcillosa o de barro. Si, por otro lado, la tierra es arcillosa, va a tener que añadirle arena de río, nunca arena de playa.

Coge la pala

  • Con la ayuda de una pala (grande o pequeña, dependiendo del espacio que va a cultivar o si va a plantar un huerto) o incluso con las manos, empieza a horadar el suelo (unos 20 a 30 cm de profundidad), partiendo de los pedazos de tierra existentes y sacando las raíces, ramas, hojas u otros objetos enterrados que no pertenecen a su nuevo jardín.
  • Si va a incluir un compuesto o fertilizante, añade a la parte superior del suelo, creando una capa de 10 a 12 cm que va a difundir por toda la zona a cultivar con la ayuda de un rastrillo. Deje que el suelo siente durante un tiempo.
¿A quién no le gustaría tener un huerto en casa?

¿A quién no le gustaría tener un huerto en casa?

¡Plantar, sembrar, plantar!

  • Si va a plantar semillas, es importante cavar pequeñas hileras paralelas las unas a las otras, pero con un espacio mínimo de 90 cm entre cada fila. Crear el espacio ideal para un crecimiento libre y poco apretado de sus flores es algo que debe considerar en esta fase.
  • Si tienes dudas , dale más espacio, para que una vez que florecen, no va a tener las plantas y flores a todas unas encima de las otras.
    La ventaja de plantar semillas, es que, por norma, los envases traen todas las instrucciones necesarias: el mejor momento para sembrar, la profundidad, el espaciado necesario… La mayoría requiere una profundidad de unos 4 cm.
  • Colocadas las semillas, hay que cubrirlas, pero no enterrarlas, ni de más, ni de menos, tierra a su alrededor. Asegúrate de que esté firme y no muy apretada. Para asegurar que la semilla de “agarra”, o sea, que crecen raíces y brotes, hay que mantener el suelo húmedo.
  • Se optó por plantar “arbolitos” o “plantas”, quite el envase o embalaje en que se encuentran y haga un buen agujero en la tierra. Asegúrese de que el pie esté al nivel o ligeramente por debajo del suelo que lo rodea y apoye a la planta con tierra suficiente para que ella se mantenga firmemente de pie. Habrá casos en los que tendrás que eliminar las hojas o ramas en exceso, no tenga pena hacerlo porque, de ese modo, las raíces tendrán que soportar menos peso y van a “tomar” más fácil y más rápidamente.
Algunos consejos para tener un huerto en casa

Algunos consejos para tener un huerto en casa

Cuidados diarios

  • Con sus semillas y flores cómodamente plantadas en el nuevo, riégalas ligeramente y con frecuencia a lo largo de las semanas siguientes, una fase que requiere que el suelo esté siempre húmedo. Cuando las plantas muestran señales de fuerza y las semillas ya han dado señales de vida, reduce la frecuencia de riego, en detrimento del agua. La siguiente preocupación es garantizar que el agua, en cantidad, llegue a las raíces. Las raíces tienen que continuar desarrollándose en profundidad, para poder permitir la subsistencia de la planta que, a partir de ahora (y si todo va bien!) no va a parar de crecer, lo que implica que va a necesitar todo el apoyo posible en su base.
  • En los primeros momentos de la vida del nuevo jardín, vigile la salud de sus nuevas plantas y que no se producen manchas amarillas en las hojas, ya que en ese caso puede que tenga que agregar un poco más de fertilizante al suelo.
  • Dentro de lo posible, mantenga la tierra de su jardín limpia y libre de malas hierbas. Esté atento a los depredadores – insectos, orugas y roedores que pueden dañar tu espacio verde en un abrir y cerrar de ojos -. Si tienes que recurrir a un plaguicida, opte siempre por soluciones menos tóxicas y ¡sigue sus instrucciones al pie de la letra!
  • Por último, no te olvides de disfrutar del jardín que has creado y que está ayudando a crecer… no lo vea como una tarea tediosa, sino como un hobby divertido y relajante. ¡Entréguese al placer de la jardinería!

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.