Carta de Alejandro a los habitantes de Quíos, en el siglo IV a. C

El siguiente texto es parte de una carta de Alejandro a los habitantes de la ciudad griega de Quíos. Él refleja la nueva realidad impuesta a las ciudades griegas por el dominio macedonio. Alejandro mantuvo la tradición griega por la que cada ciudad tenía su propia Constitución. Pero los ciudadanos ya no tenían libertad de elección, pues la Constitución dependía de la aprobación de Alejandro. Las polis griegas, eran totalmente independientes, pasaban a formar parte de un Imperio. El texto representa los dos aspectos de la ciudad Helenística: la autonomía legislativa interna y la ausencia de política exterior y militar independiente.

Los exiliados originarios de Quíos (ciudad griega) devolverán todo. Nomógrafos serán elegidos para redactar y rehacer las leyes, de manera de sacar todo lo que hiera la democracia y el regreso de los exiliados. Los ensayos y correcciones serán sometidas a Alejandro. Los habitantes de Quíos proporcionarán veinte trirremes (barco griego con tres filas de remos) armados, a sus expensas: estas trirremes navegarán por el mismo tiempo que el resto de la armada de los griegos.

Aquellos que entregaron la ciudad a los bárbaros, aquellos que huyeron, se prohibirá el acceso de todas las ciudades que han firmado la paz y será pasible de prisión, según la decisión de los griegos. Los que se quedaron serán procesados y juzgados por el sanedrín (tribunal) de los griegos. Si se producen disputas entre los que se quedaron y los que han regresado, serán juzgadas por nosotros. Hasta que los habitantes de Quíos hayan preparado su Constitución, habrá una guarnición militar del Rey Alejandro, lo suficientemente grande y financiados por los locales.

FUNARI, Pedro Paulo A. Antigüedad Clásica: la Historia y la cultura a partir de los documentos. Valladolid, 2002, p 128.

El período helenístico

Grecia quedó destrozada con las guerras internas, y el ideal de la polis estaba prácticamente destruido. Al mismo tiempo, el Imperio Persa, habiendo reconquistado su hegemonía en Asia Menor, amenazaba la ruta del trigo de los atenienses, que no estaban en condiciones de combatir.

La desintegración de las ciudades-estado facilitó su conquista por los macedonios, pueblo emparentado con los griegos. Este pueblo ha sometido el Imperio Persa y formó un gran imperio, que llegó a construir en el llamado mundo helenístico.

Busto de Alejandro Magno

Busto de Alejandro Magno

El imperio de Alejandro

Alejandro, hijo de Filipo II, asumió el trono con 20 años de edad y se convirtió en uno de los más grandes líderes militares de la historia.

Persia continuó con su política expansionista, bajo la dirección de Darío III. En la primavera de 334 a. C, el ejército de Alejandro (ahora también con soldados griegos) inició la guerra contra Persia, invadiendo el Mar y saliendo ganador. En poco tiempo toda Asia Menor estaba bajo el dominio de Alejandro.

A continuación, Alejandro marchó sobre la Fenicia y la dominó, mientras que los ejércitos de Darío III se batían en retirada. También Egipto, uno de los más ricos dominios del Imperio Persa, cayó en manos de Alejandro. En 332 a. C, fue fundada, en el delta del Nilo, en la ciudad de Alejandría, que se convirtió en el más importante centro comercial y cultural del Mediterráneo.

La derrota de los persas se dio en Gaugamela, en el Mediterráneo, en 331 a. C. El rey destruyó completamente Persépolis, como venganza por la destrucción de Atenas por los persas.

Alejandro encontró en las ciudades y los palacios del Imperio Persa gran cantidad de oro y plata.

La marcha militar de Alejandro continuó hasta el interior de Irán, llegó a Afganistán y dominó parte de la India.

Alejandro se casó con la princesa Roxana, hija de Darío III, rey de los persas, con este acto, el rey animó a las relaciones entre persas y macedonios (pueblos). Sus generales también se casaron con mujeres de la nobleza persa.

Alejandro Magno murió en 324 a. C., a la edad de 33 años de edad. Su gran imperio fue dividido por los diádocos (generales sucesores) en cuatro partes: Mesopotamia, Egipto, Asia Menor y Grecia.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.