Kerchak | | Medio Ambiente | No hay comentarios

Calentamiento climático: el CO2 no tendría tanta influencia

Un estudio reciente realizado por Andreas Schmittner y sus colegas publicado en Science indica que si las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono se duplicaran, la temperatura se elevaría en 2,3° C. 0,7° C inferior a la media de las simulaciones del clima presentado en el cuarto informe del IPCC (2007).

Valerie Masson-Delmotte, paleoclimatóloga del CEA, sin embargo, duda de la robustez de este último estudio, “hay cerca de treinta publicaciones en los últimos cuatro años que confirman una sensibilidad climática alrededor de 3° C“.

Los resultados no son contradictorios

Por otra parte, como señala el climatólogo Yves Fouquart, “la estimación con la que concluye este trabajo no es incompatible con los datos utilizados por el IPCC“. Al igual que cualquier estimación, el IPCC y el equipo de Andreas Schmittner, está acompañada de márgenes de error y en este caso, se superponen en gran medida: el IPCC cree que es probable que asistamos a un calentamiento climático de entre 2 y 4,5ºC, mientras que Schmittner considera que el aumento será de entre 1,7 y 2,6° C. Los dos estudios no son tan contradictorios como parece.

¿Cuál es el origen de esta diferencia en los resultados? En primer lugar los datos subyacentes de los dos estudios a fin de lograr la estimación de la sensibilidad del clima en el caso de la duplicación del CO2 en la atmósfera son muy diferentes. La sensibilidad del clima es la forma en que el clima (temperatura) responde a una alteración, un cambio (en este caso, un aumento de la concentración de CO2).

A fin de evaluar esta sensibilidad, Schmittner y los otros co-autores aprovechan los datos disponibles para caracterizar el pasado sobre el cambio climático, que del último máximo glacial (UMG o LGM en inglés de Late Glacial Maximum) hace alrededor de veintiún mil años. La mayoría de estudios previos estiman que el clima glacial fue 4,5° C más frío que actualmente. Por su trabajo, Schmittner y sus colegas se basaron en una diferencia de temperatura de 2,6° C.

Calentamiento climático: un modelo simplista

Esto puede explicarse por la elección del modelo utilizado por Andreas Schmittner, y parece tener algunos puntos débiles. “Se utiliza una base de datos, principalmente marinos, explica Valérie Masson-Delmotte, y no utiliza todos los datos disponibles de la tierra, especialmente a partir del polen. El artículo muestra claramente que el uso de datos marinos da una sensibilidad general baja, mientras que con la tierra, obtenemos una sensibilidad de 3° C, de acuerdo con trabajos previos. Teniendo en cuenta más datos marinos (y de zonas de latitudes bajas), y se trasladó a una menor sensibilidad en general“.

El modelo empleado, UVic, es sin duda el centro del debate: “Es muy simple con respecto a la representación de la atmósfera y expresa muy mal contraste continente-océano“, continúa el científico, antes de concluir, “este modelo es eficaz para el océano, pero está realmente limitado par la atmósfera“.

Sin embargo, ambos estudios llevan a la misma conclusión: el CO2 tiene un impacto significativo en la temperatura. Como señaló Yves Fouquart “en vista de las reservas de carbón disponibles, me parece que no se evitará la duplicación de la concentración atmosférica de CO2. Esto nos lleva entonces a coquetear con los 2° C, en cualquier caso“.

Termómetro

El CO2 no puede tener una influencia tan importante sobre el clima. © William Brialon, Flickr, licencia cc by nc sa 2.0

No hay comentarios