Aves adaptan su canto al ruido de la ciudad

Publicando su estudio en la revista Behavioral Ecology and Sociobiology, investigadores mexicanos han demostrado que el papamoscas bermellón, un ave abundante en México, modifica su canto en función de la hora del día, pero también en base al ruido ambiental urbano.

Atraer a las hembras y repeler rivales: se trata de las funciones del canto de los pájaros (en los machos). El ruido urbano puede afectar su éxito reproductivo. Aunque los estudios han demostrado que algunos paseriformes de las zonas templadas pueden cambiar su voz en consecuencia, existen pocos datos sobre las especies tropicales. El equipo del Dr. Ariel Alejandro Ríos-Chelén, de la Universidad Nacional Autónoma de México, se ha interesado en el caso de los papamoscas bermellón (Pyrocephalus rubinus), un pequeño gorrión americano.

En su experimento, grabaron las canciones de 29 machos en parques y áreas urbanas de la ciudad de México. Con el fin de evaluar la versatilidad de estas canciones, midieron la longitud y contaron el número total de los elementos componentes del sonido durante la grabación de ruido urbano ambiental. Y en diferentes momentos del día, especialmente antes y después del amanecer. Encontraron que los machos que ocupan territorios ruidosos producen vocalizaciones más fuertes, mientras que los pájaros que ocupan lugares más tranquilos cantan muchas canciones cortas que largas melodías.

 Las papamoscas bermellón son capaces de adaptar su canto según el ruido ambiente de la ciudad.

Las papamoscas bermellón son capaces de adaptar su canto según el ruido ambiente de la ciudad (Imagen: Charles and Clint – Wikipedia)

Los machos, por otro lado, emiten canciones menos cambiantes en la mañana, cuando el ruido urbano es más importante. “Aunque estos resultados muestran que la hora del día tiene un efecto sobre la polivalencia individual de las canciones, no podemos descartar la influencia del ruido. Este estudio apoya la idea de que la adaptación al ruido [en estas aves] es diferente en grado y modo, lo que está sucediendo [en otra parte], lo que sugiere heterogeneidad en la capacidad de las especies de aves de colonizar y sobrevivir en medios ambientes urbanos“, concluyen los autores.

Por otra parte, las aves no son los únicos animales que pueden cambiar su canto cuando el ruido les molesta. Recientemente, un estudio mostró que los grillos también tendían a subir el volumen para cubrir el ruido del tráfico de la ciudad.

Vía

Des oiseaux qui adaptent leur chant au bruit de la ville

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *