Australopithecus

Nuestra especie (homínidos) se separó de la de los gorilas, bonobos y los chimpancés, nuestros parientes más cercanos, hace unos 7 millones de años. Compartimos con los chimpancés el 99,4% de la genética, con genes funcionalmente importantes. Los australopithecus se encuentran a medio camino entre el ser humano y los simios.

Recientemente, Derek Wildman y su equipo sostienen que el hombre y el chimpancé se colocan en un plano de igualdad, en la misma rama. El chimpancé vendría del Homo pan troglodytes y el chimpancé bonobo sería rebautizado como Homo pan paniscus (Fuente: Sciences et Avenir de junio de 2004)

Obviamente simios y homínidos tienen un antepasado común, un primate desconocido.

Los primeros homínidos son pre-hombres y entre ellos encontramos a los australopitecos (australopithecus).

Los primeros descubrimientos

El primer australopiteco “mono del sur de África” fue descubierto en 1924. Fue el cráneo de un niño. Pero estos fósiles han sido un tanto olvidados durante 30 años. Hasta los los descubrimientos realizados en 1974 con la pequeña Lucy estos pre-humanos han permanecido en las sombras.

En Laetoli, hace entre 3,75 y 3,5 millones años, una Australopithecus dejó esa huella (Documental Captura de pantalla de la BBC)


En Laetoli, hace entre 3,75 y 3,5 millones años, una Australopithecus dejó esa huella (Documental Captura de pantalla de la BBC)

Hasta la fecha, no hay evidencia de que el Australopithecus hubiera dispuesto de una forma de comunicación hablada. Tampoco disponían de la capacidad para fabricar herramientas.

Australopithecus. Niño de Taung

Niño de Taung descubierto en 1924 por Raymond Dart

Niño de Taung descubierto en 1924 por Raymond Dart

Hay varias especies de Australopithecus.

Australopithecus africanus

El Australopithecus africanus (“Australopiteco Africano”) de Taung (Sudáfrica), descrito en 1925 por Raimont Dart. Esta especie es encontrada en Sudáfrica en los depósitos de entre 3,2 y 2,8 millones de años.

Batuizado como Madame Ples, este cráneo fue descubierto en el sitio de Sterkfontein en Sudáfrica. Se cree que el Australopithecus descubierto en este sitio habría sido víctima de un dientes de sable.

Batuizado como Madame Ples, este cráneo fue descubierto en el sitio de Sterkfontein en Sudáfrica. Se cree que el Australopithecus descubierto en este sitio habría sido víctima de un dientes de sable.

Esta especie es de mayor tamaño (1,3 metros), más pesada (40 kg contra 30) y tiene un cerebro más grande que el Australopithecus afarensis.

Australopithecus afarensis

Australopithecus afarensis (“Australopithecus Afar”) Laetoli (Tanzania) y Hadar (Etiopía), descrito por Johanson, Tim White y Yves Coppens en 1978. Esta especie vivió allí hace entre 4,1 y 2,9 millones años en los actuales estados de Etiopía, Tanzania y Kenia.

“Lucy” fue descubierta en 1974, es el más famoso Australopithecus afarensis. Vivió hace 3.200.000 años. En el momento de su muerte tenía veinte años. Medía poco más de un metro y pesaba cerca de treinta kilos.

Los fragmentos del esqueleto de Lucy, Australopithecus

Los fragmentos del esqueleto de Lucy, Australopithecus

Lucy era capaz de utilizar herramientas muy simples, una especie de piedras rotas, más o menos retocadas y fragmentos de huesos que le servían como raspador.

El rodillo montado es la primera herramienta de fabricada por un homínido.

Australopithecus anamensis

Australopithecus anamensis (“Australopithecus Lago”) de Kanapoi y Allia Bay (Kenia), descrito por Meave Leakey en 1995. Las mandíbulas fósiles consisten en fragmentos y huesos de las extremidades.

Australopithecus anamensis. Fragmentos de huesos de las extremidades

Australopithecus anamensis. Fragmentos de huesos de las extremidades

Este Australopithecus habría vivido hace entre 4,4 y 3,2 millones de años. Sus dientes se parecen a los del Australopithecus afarensis, pero el resto del esqueleto es muy cercano al de un hombre moderno. Su peso era de 45 a 55 Kg.

El Australopithecus bahrelghazali (“Australopithecus Bahr el Ghazal,” significa “Abel”) en la región de Koro Toro (Chad) fue descrito por Michel Brunet en el año 1996. Este Australopithecus vivió aquí hace entre 3,5 y 3 millones años. Este es un contemporáneo, en general, de “Lucy”.

Australopithecus afarensis

Los sitios más importantes en los que se han descubierto restos de Australopithecus afarensis o “mono del sur” son Laetoli, Tanzania (con una antigëdad de entre 3,75 y 3,5 millones de años), Hadar en Etiopía (3,3 y 2,9 millones años ) y dos sitios de Sudáfrica: Sterkfontein y Makapansgat, con una antigüedad de entre 3 y 2,5 millones de años.

Los caninos de Australopithecus afarensis son mucho más pequeños que los de los simios, pero más grandes y más puntiagudos que los nuestros. El bipedismo es evidente cuando uno observa sus huellas fosilizadas.

Representación del Australopithecus afarensis

Representación del Australopithecus afarensis

En el sitio arqueológico de Hadar, fueron exhumados muchos fósiles cuyo esqueleto ha servido para completar a Lucy en un 66% más o menos. El pequeño Australopithecus media aproximadamente 1 metro, tenía brazos largos y piernas cortas.

Su pecho es cercano al de los grandes simios. Sin embargo, los restos fósiles indican que caminaba erguida, pero no en la misma forma que un ser humano.

Cráneo reconstruido de la primera familia de Hadar, en Etiopía. En general se considera que es un Australopithecus afarensis, pero la controversia continúa.

Si uno fuera a dibujar un retrato de Australopithecus afarensis, podríamos hacer la siguiente descripción:

  • Tamaño de aproximadamente 1 metros a 1,30 metros.
  • Peso de entre 25 y 30 kg.
  • Un pequeño cráneo sin frontal con un cordón por encima de las órbitas y un occipucio anguloso.
  • Una cara enorme, pero sin barbilla.
  • Caninos parecidos a los de los hombres con poco espacio entre canino y premolar.
  • El volumen del cerebro es de entre 300 y 500 ml.

Australopithecus africanus

Los fósiles encontrados en Sudáfrica han sido bautizados Australopithecus africanus. Pertenecen a una especie diferente de Australopithecus a los hallados en Etiopía y Tanzania.

Esqueleto parcial que revela que este homínido era bípedo pero su manera de moverse no era la de un humano moderno

Estos homínidos tenían una cara ancha y grande, con unos pómulos prominentes y la mandíbula. La capacidad craneal de siete especímenes oscila desde 420 hasta 500 cm3. Sus caninos son más pequeños que los de Lucy y sus molares altamente desarrollados.

Cráneo de Australopithecus africanus

Cráneo de Australopithecus africanus

Su morfología muestra bipedismo. Sin embargo, también podrían trepar a los árboles.

Desde su descubrimiento, la polémica hace estragos sobre si este Australopithecus es antepasado directo del linaje humano.

Australopithecus bahrelghazali

El fósil único de Australopithecus bahrelghazali fue descubierto en 1995 por Michel Brunet. Llamado Abel, es el primer homínido descubierto al oeste del valle del Rift.

También es el primero que desafió la teoría de Yves Coppens, co-descubridor de Lucy.

Los restos son muy fragmentarios, de él tenemos la parte anterior de la mandíbula.

Mandíbula de Australopithecus bahrelghazali

Mandíbula de Australopithecus bahrelghazali

Características del Australopithecus bahrelghazali

Presenta características anatómicas muy primitivas, pero otras son muy “avanzadas”.

  • Es hasta ahora la única Australopithecus en poseer, como la mayoría de los gorilas y los chimpancés, tres dientes totalmente distintas a los premolares superiores e inferiores (ahora el hombre tiene sólo una).
  • Incisivos y caninos fuertes como el Australopithecus.
  • El esmalte dental fino como el de Lucy.
  • Los premolares se asemejan a los molares de los seres humanos.
  • La parte delantera de la mandíbula se reduce y es casi vertical.

No sabemos casi nada de este homínido y menos aún de su estilo de vida. Sólo los dientes confirman que es un contemporáneo de la Australopithecus Lucy.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies