Brenda Zaniuk | | Historia | No hay comentarios

Arca de Noé navegaría el Támesis en 2012

Dentro de poco más de un año Londres será el epicentro de los Juegos Olímpicos 2012, allí se espera que lleguen cientos de miles de visitantes, deseosos de ver la competencia de verano. Sin embargo, por ese entonces -y desde ahora mismo- en Londres habrá algo más que ver, de hecho, algo que no se podrá evitar ver porque se trata de una inmensa “obra” -no sabemos si etiquetar de artística o de ingeniería- pensada para sorprender. Hablamos ni más ni menos que del arca de Noé.

Con medidas de algo más de 137 metros de largo y 23 de ancho, una reproducción que se cree casi exacta del Arca de Noé hará aparición pública durante el verano del 2012 cuando sean las Olimpiadas.

El Arca de Noé, réplica

El contratista Johan Huibers está terminando los trabajos de construcción de un arca que es (bíblicamente hablando), casi exactamente el tamaño supuesto del Arca de Noé, que se encuentra a orillas de Dordrecht, a unos 60 kilómetros al sur de Amsterdam.

El arca contendrá animales reales y animales animatronic, todo en pares, por supuesto, con la idea de enseñar a los visitantes sobre el cristianismo.

Huibers ha solicitado formalmente que le permitan navegar en el arca hacia Londres y hacer de páramo en el río Támesis en una atracción que la gente puede visitar cuando hay tiempo de inactividad entre los distintos eventos olímpicos.

Visita al interior del Arca de Noé

Una vez dentro del Arca de Noé, los visitantes podrán disfrutar de modelos de animales en movimiento, incluyendo un león robot y animales reales.

A diferencia del Arca de Noé, esta réplica sólo demandará 3 años en ser construida y requerirá la inversión de $ 1.6 millones de dólares en materiales; razón por la cual es evidente que su creador -que en esta ocasión no es Noé- cobre una abultada cifra a quienes quieran pisar la cubierta y descubrir la experiencia bíblica.

Según la leyenda narrada en la Biblia, el arca original fue construido para proteger a la familia de Noé y dos de cada tipo de animal durante una inundación que duró 40 días y 40 noches.

A pesar de la similitud y el rigor en la imitación, hay algunas concesiones a la modernidad. Por ejemplo, el arca utiliza pino de Suecia en lugar de la “madera de ciprés” que se menciona en la Biblia, además que el arca actual también se construye en torno a un marco de acero.

Otra concesión a la realidad está dada por el reclamo de los derechos de los animales realizados por los activistas: Este Arca será ocupado con versiones de los mamíferos en su mayoría falsas. Sin embargo, Huibers ha construido una pajarera en la cubierta de la casa que contendrá aves vivas en vuelo libre.

Según la leyenda, el arca se encuentra en el monte Ararat, un cono volcánico inactivo y cubierto de nieves eternas que se encuentra en la parte oriental de Turquía, que tiene dos picos: Gran Ararat, con una altura de más de 5100 metros, y Ararat Menor, que está por encima de 3.800 metros del nivel del mar.

Para quienes no han tomado el coraje de escalar el monte Ararat, donde la leyenda dice que se encuentran los restos del Arca, podrán disfrutar del Arca que no es de Noé y quizás tampoco se le parecerá tanto pero que, sin dudas, será la versión más accesible si acaso viajas a Londres para los Juegos Olímpicos de 2012.

Fotografía: Trix0r en Flickr

Di lo que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *