Aparato digestivo humano

El sistema digestivo tiene la función de mantener el suministro de agua, electrolitos y nutrientes del organismo, en un flujo continuo. Él es la puerta de entrada de sustancias nutritivas al organismo. Por todo el tracto digestivo los alimentos son digeridos, de acuerdo con sus propiedades químicas.

La digestión implica procesos químicos y físicos. Uno de los químicos podemos citar la acción de las enzimas que rompen las moléculas para ser absorbidas, y los procesos físicos implican la deglución, la masticación y las contracciones de los órganos.

Denominamos nutrición a todos los mecanismos que utiliza el organismo para captar del medio todos los materiales que precisa (excepto el oxígeno) para su crecimiento y desarrollo. Este proceso se desarrolla en las siguientes fases:

* Ingestión: es la entrada del alimento en el interior del organismo. Esta fase está regulada por los centros del hambre y la saciedad, localizados en la región hipotalámica del cerebro.

* Digestión: proceso realizado en el aparato digestivo humano.

* Absorción: paso de sustancias nutritivas del aparato digestivo a la sangre. Se lleva a cabo en las vellosidades intestinales.

* Transporte y metabolismo celular: Las sustancias nutritivas absorbidas son llevadas hasta las células y se metabolizan según las rutas descritas en el capítulo anterior.

Esquema del aparato digestivo humano

Esquema del aparato digestivo

Descripción del aparato digestivo humano

Largo tubo que va desde la boca hasta el ano, diferenciándose entre medias varios órganos. También incluye las glándulas anejas a él. Sus distintas partes se originan de las tres hojas em brionarias: a partir del endodermo se forma el tubo intestinal y las glándulas; del ectodermo, el seno anal y el bucal; y del mesodermo, el tejido vascularizado la capa serosa o peritoneo y el tejido muscular.

Las distintas partes que forman el tubo digestivo son la boca, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, páncreas e hígado.

La función de la boca en el aparato digestivo humano

Es la parte inicial y ensanchada del tubo digestivo. En ella se llevan a cabo los fenómenos de deglución y tienen lugar las primeras fases de la digestión. Los elementos más importantes de la boca son:

* Lengua: órgano musculoso tapizado en su cara superior por multitud de “salientes” o papilas gustativas, cuya función es apreciar los sabores de los alimentos (básicamente dulce, salado, amargo y agrio). También lleva papilas con funcionalidad térmica o táctil. La lengua, además de ser el órgano del gusto, ayuda a la mezcla de los alimentos y participa en el lenguaje articulado.

* Dientes: su función es triturar y moler los alimentos para reducirlos a partículas más pequeñas que sean fáciles de digerir. Están encajados en alvéolos de las encías, denominándose coro na a la parte visible y raíz a la invisible y que le sirve de sujeción. En su parte central tienen una cavidad rellena de pulpa dental, que contiene nervios, vasos sanguíneos y linfáticos.

Arriba, corte longitudinal de un diente. Abajo, clases de dientes. Parte superior del aparato digestivo humano

Arriba, corte longitudinal de un diente. Abajo, clases de dientes. El comienzo del aparato digestivo humano.

Los dientes están compuestos por tres tipos de sustancias: esmalte, tejido duro y resistente a los agentes químicos y mecánicos, que recubre la corona; dentina, tejido similar al hueso que forma la mayor parte del diente; y cemento, tejido también similar al hueso, que recubre la raíz y el cuello del diente.

Según su forma y función, los dientes se agrupan en cuatro grupos diferentes: incisivos, de forma aplanada, sirven para cortar los alimentos; caninos, de forma cónica, sirven para desgarrarlospremolares, la corona presenta protuberancias masticadoras, siendo su función triturar los alimentos; molares, la corona tiene cuatro o cinco protuberancias y su función es moler los alimentos.

El hombre presenta, a lo largo de su vida, dos denticiones: una de leche, formada por 20 piezas (dos incisivos, un canino y dos premolares, en la mitad de cada mandíbula) que permanece hasta aproximadamente los siete años de edad; y otra definitiva, que consta de 32 piezas (dos incisivos, un canino, dos premolares y dos molares en la mitad de cada mandíbula).

* Glándulas salivares: de pequeño tamaño y diseminadas por la cavidad bucal, el conjunto de sus secreciones constituyen la saliva. Las más importantes son las parotidas, submaxilares y sublinguales, todas ellas presentes en número par.

La saliva es un líquido incoloro compuesto de agua y materias orgánicas e inorgánicas, que contiene fermentos que actúan en la degradación química de los hidratos de carbono. Además de esta digestión química, la saliva humedece los alimentos para facilitar su deglución, lubrica la mucosa bucal para evitar que se reseque, “limpia” los dientes, pues ejerce una cierta acción bactericida, y amortigua la acción de los ácidos y las bases impidiendo que dañen los tejidos.

El esófago en el aparato digestivo humano

Conducto situado a continuación de la boca y al que pasa el bolo alimenticio después de ser deglutido. El avance del bolo a través del esófago se logra por movimientos peristálticos de dilatación y contracción de la musculatura.

El estómago en el aparato digestivo humano

Parte ensanchada del tubo digestivo que adopta una forma característica de gaita gallega. El orificio de entrada se denomina cardias y el de salida, píloro. Su interior está recubierto por tres capas de musculatura (circular, longitudinal y oblicua) y por el peritoneo.

El estómago lleva adosadas glándulas secretoras de jugo gástrico. Éste es un líquido compuesto de agua, mucina (protege la mucosa del estómago contra el ácido clorhídrico), pepsina (fermento que digiere las proteínas), renina o cuajo (coagula la leche para que permanezca más tiempo en el estómago y pueda ser digerida), ácido clorhídrico y una pequeña cantidad de lipasa.

En el estómago los alimentos permanecen el tiempo suficiente para que pueda continuar el proceso de digestión, sobre todo de las proteínas. El bolo medio digerido que sale del estómago recibe el nombre de quimo.

El intestino delgado en el aparato digestivo humano

Es un largo tubo que se encuentra arrollado en la cavidad abdominal, donde se realiza el final del proceso digestivo y se inicia la absorción de sustancias nutritivas.

En él se distinguen tres partes: duodeno, yeyuno e íleon.

* Duodeno: es la parte situada después del estómago y en donde el páncreas y el hígado vierten sus secreciones.
El páncreas es una glándula aneja al aparato digestivo humano que segrega dos tipos de sustancias, el jugo pancreático necesario para la digestión, y la insulina, que se vierte, en la sangre y actúa en el metabolismo de los hidratos de carbono. El jugo pancreático está compuesto por tripsina (termina la digestión de las proteínas, rompiéndolas hasta sus aminoácidos constituyentes), lipasa pancreática (que actúa sobre los lípidos desdoblándolos en ácidos grasos y glicerina) y amilasa (continúa la acción digestiva so bre los hidratos de carbono que se inició en la boca).

El hígado es una glándula de gran tamaño encargada de secretar la bilis o jugo biliar. Este es un líquido de color amarillo verdoso, de naturaleza alcalina y compuesto por agua, sales inorgánicas (neutralizan el quimo, que tiene carácter ácido), sales biliares (emulsionan las grasas para que sea más sencilla su absorción) y pigmentos biliares.

El conducto pancreático y el conducto biliar se unen antes de llegar al duodeno, por lo que en éste se vierten las secreciones juntas.

* Ileon: el quimo, ya neutralizado, llega del duodeno gracias a los movimientos peristálticos de la pared intestinal. Además de estos movimientos, en el intestino se producen contracciones que ayudan a una buena mezcla de las sustancias.

En el intestino también se vierte otro jugo (intestinal o entérico) que es segregado por la mucosa y que está formado principalmente por enzimas proteolíticas (terminan la digestión de las pro teínas), amilasas (terminan la de los hidratos de carbono) y lipasas (terminan de digerir las grasas).

En realidad, el proceso digestivo terminaría aquí, pues los alimentos ingeridos ya estarían degradados hasta formas asimilables. Pero el intestino delgado tiene otra función que es la de la absorción de todos estos productos a través de las microvellosidades que recubren su superficie interna.

Fases en las que se lleva a cabo el proceso digestivo en el aparato digestivo humano

Fases en las que se lleva a cabo el proceso digestivo. Aparato digestivo humano

El intestino grueso en el aparato digestivo humano

Elemento formado por tres ramas, una ascendente, otra horizontal y otra descendente, y que no posee microvellosidades. Su función principal es la de expulsar al exterior todos aquellos productos resultantes de la digestión que resulten inservibles al organismo.

También en él se sintetizan algunas vitaminas del complejo B y la vitamina K.

Esta síntesis es llevada a cabo por las bacterias que viven en él y que en conjunto reciben el nombre de flora intestinal.

La digestión humana

La ingestión del alimento

Los dientes están preparados para masticar el alimento, y el formato de ellos cumple con las dietas de cada tipo de animal. Humanos tienen dientes preparados para cortar y masticar el alimento. Cuanto más mordí el alimento, mejor para el proceso digestivo, ya que aumenta la superficie expuesta a las secreciones de las glándulas, ya que las enzimas actúan solamente sobre la superficie de las partículas del alimento, la masticación también ayuda a la ruptura de la membrana de celulosa de los vegetales y frutas, ya que ella es indigerible.

En la boca hay secreción de la enzima ptialina o amilasa salival, actividad específica del conjugado y catalasa.

La ptialina participa en la hidrólisis de los polisacáridos como el almidón y el glucógeno, y la actividad específica del conjugado participa en la hidrólisis de la maltosa en glucosa. La maltosa es un disacárido y la glucosa es un monosacárido. La rotura de una molécula de maltosa forma dos moléculas de glucosa.

Digestión en el estómago

El estómago tiene la función de almacenar el alimento inmediatamente después de la comida, hacer la mezcla con las secreciones gástricas y enviar el alimento en el intestino.

En casi toda la pared del estómago hay glándulas gástricas que segregan el jugo gástrico. La principal enzima del jugo gástrico es la pepsina. Ella sólo es activa en un medio ácido (pH = 2,0), por lo tanto necesita de la presencia del ácido clorhídrico, que es secretada por las células parietales y tiene importantes funciones como auxiliar en el pH para la activación de la digestión por pepsina y facilita la absorción del hierro. Estas secreciones son reguladas por hormonas como la gastrina y enterogastrona.

Las secreciones pancreáticas

El páncreas secreta el jugo pancreático. Cuando el alimento llega al estómago, las enzimas de este jugo son estimuladas y secretadas.
El jugo pancreático posee enzimas que digieren las proteínas, los carbohidratos y las grasas.
La tripsina y la quimotripsina digieren las proteínas grandes y parcialmente digeridas.
La amilasa páncreas digiere los carbohidratos, hidrolisando el almidón, glucógeno y otros polisacáridos, formando disacáridos.
La lipasa páncreas hidroliza las grasas neutras en glicerol y ácidos grasos.
Las ribonucleases degradan los ácidos ribonucléicos y las desoxirribonucleases degradan los ácidos desoxirribonucléicos.
Toda secreción de estas enzimas es estimulada por el mecanismo nervioso y hormonal.

La secreción de la bilis

La bilis es secretada por el hígado y no posee enzimas digestivas. Su importancia en la digestión consiste en la presencia de las sales biliares, que emulsionam las grasas para ser digeridas por las lipasas, y ayudan a solubilizar los productos de esta digestión, facilitando la absorción por la mucosa.

El hígado secreta bilis de forma continua, pero ella se almacena en la vesícula biliar hasta ser solicitada para la digestión.

Las secreciones del intestino delgado

Las secreciones intestinales producidas por las criptas de Lieberkiihn que se localizan por toda la superficie del intestino delgado. Las principales enzimas de este jugo son: enteroquinase, erepsina, lipasa, amilasa, actividad específica del conjugado, lactasa y sucrase.

– La enteroquinase activa el tripsinogênio y degrada la péptidos aminoácidos.
– La erepsina es un grupo de peptidasas que degrada la péptidos aminoácidos.
– La actividad específica del conjugado tiene la función de hidrolizar la maltosa a la glucosa.
– La lactasa descompone la lactosa en glucosa y galactosa,
– La sucrase hidroliza la sacarosa en glucosa y fructosa.
– Las glándulas de Brunner se encuentran en el duodeno y secretan un moco que protege las paredes de los órganos contra el jugo gástrico.

Cuando hay una irritación en el intestino, como una infección de la mucosa secreta mucha agua y electrolitos para tratar de disminuir la irritación y expulsa rápidamente las heces, teniendo como resultado la diarrea.

7 Comentarios

  1. irmaireri
  2. dayana
  3. lizzeth castro
  4. carlos nuñez
  5. Andres
  6. betzaida

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies