Kerchak | | Ciencia | 3 comentarios

Angiospermas: Plantas con flores

En el grupo de las Angiospermas se encuentran la mayor parte de las especies terrestres actuales (unas 250.000). Constituyen un grupo muy diversificado, tanto en tamaño como en morfología o en forma de vida, pero todas ellas disponen de una característica común: son plantas con flores más o menos llamativas.

La flor

Es la estructura reproductora de las Angiospermas. En conjunto se puede decir que está formada por una serie de piezas que van madurando de abajo hacia arriba y del exterior al interior.

Partes que componen una flor típica.

Partes que componen una flor típica.

Una flor “típica” e “ideal” estaría constituida por las siguientes partes:
* Pedicelo: Es el pedúnculo del que sale la flor.
* Receptáculo floral o tálamo: Es la parte ensanchada del tallo sobre la cual se desarrolla la flor.
* Cáliz: Envoltura generalmente verde, formada por la reunión de estructuras parecidas a las hojas y denominadas sépalos. El cáliz es el primero en formarse y en su interior encierra la yema floral.
* Corola: Envoltura, generalmente de colores brillantes, formada por la agrupación de estructuras parecidas a las hojas y denominadas pétalos. Su función es llamar la atención de los animales polinizadores. En ocasiones, pétalos y sépalos aparecen igualmente coloreados y con idéntica estructura, recibiendo entonces el nombre de tépalos. El conjunto del cáliz y la corola reciben el nombre de perianto. Este reúne las partes estériles o no reproductivas de la flor.
* Estambres: Son los órganos reproductores masculinos de la planta. El conjunto de ellos recibe el nombre de androceo. Cada estambre aparece formado por un filamento y una antera, que es la parte ensanchada que encierra los granos de polen.
* Carpelos: Son los órganos reproductores femeninos de la planta y su conjunto recibe el nombre de gineceo. El carpelo es una hoja modificada en la que se puede distinguir: una base ensanchada y hueca que es el ovario, un pedúnculo fino denominado estilo; y una superficie plana, a menudo con pelos o pinchos que recibe el nombre de estigma.

Dentro del ovario se desarrollan los primordios seminales, que posteriormente darán lugar a la semilla. Si la flor contiene todos estos elementos se denomina completa y si falta alguno incompleta. El androceo y el gineceo pueden estar presentes en la misma flor (hermafrodita), o bien aparecer siempre en flores separadas (pistiladas o estaminadas dependiendo de que lleven gineceo o androceo, respectivamente).

Clases de flores

algunas flores según su corola

Algunas flores según su corola


Atendiendo a la corola, las flores pueden dividirse en:
* Gamopétalas: Son las que presentan los pétalos total o parcialmente unidos.
Además, éstas pueden dividirse en acampanadas, tubulosas, infundibuliformes, etc., dependiendo de que la corola adopte forma de campana, tubo o embudo, respectivamente.
* Dialipétalas: Son las que presentan los pétalos separados. También aquí se pueden establecer divisiones según la forma que adopte la corola: cruciforme (pétalos en forma de cruz), amariposada (en forma de alas de mariposa), etc.

clases de cálices en las flores

Clases de cálices

Atendiendo al cáliz, las flores pueden dividirse en:
* Gamosépalas: Con los sépalos soldados total o parcialmente.
* Dialisépalas: Con los sépalos perfectamente separados.
* Vesiculosas: Con el cáliz de forma muy abultada.
* Tubulosas: Con el cáliz en forma de tubo largo y estrecho.

Atendiendo a la posición del ovario con respecto a los otros verticilos, las flores pueden ser:
* Hipogina: Con el ovario súpero, esto es, en una posición más elevada que el resto de los elementos.
* Epigina: Con el ovario ínfero, esto es, hundido en el receptáculo floral y, por tanto, en una posición inferior con respecto a los otros elementos.
* Periginia: Con los estambres y la corola insertos en el borde del receptáculo y, por tanto, todos los elementos acoplados alrededor del ovario.

periginas

Periginas

Las inflorescencias

Con mucha frecuencia las flores no aparecen aisladas en la planta, sino que se disponen agrupadas formando unas estructuras típicas que reciben el nombre de inflorescencias simples. A su vez, estas inflorescencias simples pueden reunirse entre sí, dando lugar a las denominadas inflorescencias compuestas.

Algunos de los pnncipales tipos de inflorescencias

Algunos de los pnncipales tipos de inflorescencias

Las inflorescencias simples más comunes son:
* Racimo: Se compone de un eje indefinido con las flores más jóvenes en el ápice y las más viejas en la base.
* Espiga: Es igual a un racimo pero con las flores sentadas, esto es, sin pedúnculo.
* Amento: Inflorescencia espiciforme, muy densa y generalmente péndula.
* Umbela: Todos los pedúnculos de las flores parten del mismo punto y llegan hasta la misma altura.
* Corimbo: Los pedúnculos de las flores parten de distintos puntos del eje principal, pero llegan
siempre a la misma altura.
* Cabezuela o capítulo: Inflorescencia integrada por flores sentadas, que se sitúan sobre un eje abultado y dilatado.
* Clima: Inflorescencia en la que todos los ejes están rematados por una flor. Las cimas pueden ser bíparas o escorpioideas. Las inflorescencias compuestas se forman por la unión de inflorescencias simples y así, se pueden presentar racimo de racimos, umbela de umbelas, etc.

Corte del pistilo para visualizar cómo se produce la fecundación.

Corte del pistilo para visualizar cómo se produce la fecundación.

La polinización

Puede llevarse a cabo por cualesquiera de los métodos siguientes:
* Entomófila: Realizada por insectos. Es la común dentro del grupo.
- Por coleópteros: Al tener estos animales más desarrollado el olfato que la vista, las flores no suelen
desarrollar colores llamativos, pero sí exhalan olores a frutas, especias o carroña.
- Por abejas: Las flores de las plantas que visitan suelen tener los pétalos brillantemente coloreados y
segregan un líquido azucarado (néctar) del que se alimenta el animal. Este tiene el cuerpo recubierto de pelos y a ellos se adhiere el polen cuando la abeja se acerca a chupar el néctar. Al libar en la flor siguiente deposita el polen recogido con anterioridad.
- Por mariposas: Las características de las flores polinizadas por estos insectos son muy semejantes a las del grupo anterior, es decir, pétalos brillantemente coloreados y perfume dulzón. Las flores polinizadas por mariposas nocturnas son blancas o de colores claros, pero exhalan una penetrante fragancia después de la puesta de sol.

* Ornitófila: Se denomina así a la polinización llevada a cabo por las aves. Las flores visitadas por éstas suelen desarrollar una bella coloración, un néctar abundante y una fragancia muy suave o casi inexistente, ya que las aves no tienen el olfato muy desarrollado.
* Quirpterófila: Es la llevada a cabo por murciélagos y resulta frecuente entre las plantas de zonas tropicales. Las flores polinizadas por estos animales suelen ser grandes, de olor fuerte y néctar abundante.
* Anemófila: Polinización realizada por el viento. Las flores no tienen un color llamativo, son poco olorosas y sin néctar, pero producen grandes cantidades de polen y suelen estar agrupadas.

La fecundación

Cuando el grano de polen llega al estigma, germina y produce un tubo polínico que baja por el estilo y llega hasta el ovario, penetrando en el óvulo. Al igual que ocurría en las gimnospermas, por el tubo polínico bajan dos núcleos espermáticos. Uno de ellos se fusiona con la oosfera para producir el zigoto o
embrión, mientras que el otro lo hace con el llamado núcleo secundario y produce un tejido nutricio denominado endospermo o albumen. Hay una fecundación doble.

El conjunto del embrión, albumen y tegumentos es lo que se denomina semilla. Esta es, por tanto, el óvulo fecundado y maduro.

Estructura de un fruto carnoso típico.

Estructura de un fruto carnoso típico.

El fruto

Después de la fecundación el resto de las piezas florales suelen caer, persistiendo únicamente el ovario, a partir del cual se desarrolla el fruto. Por tanto, éste procede del ovario fecundado y maduro, aunque en muchas ocasiones también intervienen en su constitución el receptáculo floral, el cáliz o alguna otra estructura.

La misión del fruto es proteger la semilla y ayudar a su dispersión.

En un fruto carnoso típico se pueden distinguir las siguientes partes:
* Pericarpo: Es todo lo que rodea a la semilla.
- Epicarpo: Es la parte más externa, que da lugar a la cáscara, piel o corteza.
- Mesocarpo: Es una zona intermedia de tejido parenquimático, que normalmente se conoce como “carne” del fruto.
- Endocarpo: Es la parte más interna o cáscara que cubre la semilla.

* Semilla: Es el óvulo fecundado y maduro.
- Tegumentos: Son los propios del óvulo, aunque generalmente más endurecidos.
Se les conoce con los nombres de testa y tegmen.
- Almendra: Es toda la parte contenida en el tegumento.
1. Embrión: En él se puede distinguir un inicio de raíz o radícula, un inicio de tallo y unas primeras hojas o cotiledones.
2. Albumen: Tejido nutricio que rodea al embrión y a partir del cual éste se alimenta para ir desarrollándose.

Clases de frutos

La primera división que se puede realizar en cuanto a los frutos es en secos y carnosos, dependiendo de que el pericarpo sea una estructura más o menos coriácea o bien una estructura jugosa. También pueden dividirse, atendiendo a que dejen o no libres a las semillas, en deshiscentes o indehiscentes, respectivamente.

Ejemplos de frutos carnosos.

Ejemplos de frutos carnosos.

Entre los frutos carnosos, los principales son:
* Drupa: Fruto que contiene una sola semilla. Por ejemplo, el melocotón o la cereza.
* Pomo: Fruto en el que el pericarpo procede en parte del receptáculo floral que se vuelve carnoso. Por ejemplo, la manzana y la pera.
* Baya: Cualquier fruto con el epicarpo delgado y el mesocarpo y endocarpo carnosos y jugosos. Contienen numerosas semillas. Por ejemplo, el tomate, las uvas y el plátano.
* Hesperidio: Fruto que procede de un ovario súpero con carpelos cerrados. El epicarpo es muy rico en esencias. Por ejemplo, la naranja y el limón.
* Pepónide: Fruto formado a partir de un ovario ínfero, con la parte más externa del pericarpo endurecida y una cavidad central. Por ejemplo, la calabaza.

Entre los frutos secos, esto es, aquellos que cuando están maduros presentan una apariencia seca y lignificada, se pueden distinguir los siguientes:
* Dehiscentes: Al llegar a la madurez, el pericarpo se abre y deja libres las semillas del interior.

Principales tipos de frutos secos dehiscentes

Principales tipos de frutos secos dehiscentes


- Foliculo: Deriva de un carpelo único que se abre por un lado al llegar a la madurez.
- Legumbre: Muy parecido al folículo, pero se abre por los dos lados.
- Silicua: Formado por dos carpelos soldados, que al llegar a la madurez se separan, dejando las semillas pegadas a un tabique central persistente.
- Cápsula: Formado a partir de un ovario compuesto, súpero o ínfero, que al llegar a la madurez deja libres las semillas por distintos métodos (poros junto al ápice de la cápsula, apertura longitudinal, etc.).
- Lomento: Variedad de fruto en legumbre, pero con ceñiduras, por las que se fragmenta al llegar a la madurez.
- Pixidio: Variedad de fruto capsular que se abre transversalmente por su parte superior (opérculo), dejando al descubierto la inferior (urna), que puede ser uni o pluricarpelar.
* Indehiscentes: Las semillas permanecen en el fruto aún después de que éste se haya separado de la planta.
Principales tipos de frutos secos indehiscentes.

Principales tipos de frutos secos indehiscentes.


- Aquenio: Fruto monospermo en que la semilla está libre en la cavidad carpelar, excepto por un punto. Es muy común que este tipo de frutos se presenten reunidos formando diaquenios, tetraquenios, etc.
- Sámara: Fruto en aquenio con una o dos alas membranosas.
- Cariópside: Aquenio especial formado a partir de un ovario compuesto y con la semilla soldada a la pared del fruto.
- Nuez: Fruto monospermo, parecido al aquenio y con la cubierta muy dura.
- Glande: Aquenio de gran tamaño, con una cubierta protectora o cúpula en la base.
- Esquizocarpo: Fruto que deriva de un ovario compuesto que, al llegar a la madurez, se abre en un determinado número de porciones, cada una de ellas con una semilla.

Todos los frutos, secos y carnosos, nombrados anteriormente son simples porque derivan de un carpelo o de varios soldados. Los denominados frutos agregados proceden de un cierto número de carpelos separados del mismo gineceo; buen ejemplo de éstos son la fresa o la frambuesa. Por último, se conocen como frutos múltiples o infrutescencias a los formados por los gineceos de más de una flor; ejemplo típico es la piña.

Diseminación de los frutos

Existen distintos métodos para la dispersión de los frutos:
* Anemocoria: Diseminación por el viento. Los frutos o semillas que así se dispersan suelen ser muy livianos de peso, o bien tienen alas o vilanos plumosos. También se incluyen en este grupo a las plantas que disparan las semillas a ciertas distancia.
* Hidrocoria: Dispersión por el agua. Los frutos o semillas hidrócoros suelen vivir cerca del agua y están adaptados a flotar. También la lluvia interviene en la dispersión hidrócora, siendo importante en las plantas de laderas y faldas de montañas.
* Zoocoria: Dispersión por los animales. Esta dispersión es propia de frutos carnosos que son ingeridos por vertebrados, en cuyo tracto digestivo se destruye la parte carnosa y las semillas salen al exterior con las heces. También son frutos zoócoros, aquellos que presentan aguijones pelos o cubiertas pegajosas que les permiten adherirse al pelo del animal para ser transportados.

Clasificación de las angiospermas

La gran clase de las angiospermas se puede dividir en dos subclases fácilmente identificables: monocotiledóneas y dicotiledóneas.

Ciclo reproductor general en una angiosperma

Ciclo reproductor general en una angiosperma


* Monocotiledóneas:
- El embrión presenta un solo cotiledón.
- Cada verticilo floral está integrado generalmente por tres piezas; es decir, la flor tiene tres pétalos, tres sépalos, tres estambres y tres carpelos o un número múltiplo de tres. Este tipo de flor se denomina trímera.
- En las hojas la nerviación suele distribuirse de forma paralela
- Los haces vasculares se encuentran dispersos en el tallo.
- No existe un verdadero crecimiento secundario, con la presencia de cambium vascular.
- El grano de polen suele presentar un solo pliegue o surco; se denomina monocolpado.

En el grupo de las monocotiledóneas, formado por unas 60.000 especies, se incluyen plantas tan conocidas como las gramíneas, yucas, pitas, eneas, palmeras, palmitos, juncos, plataneras, azucenas y lirios en general, orquídeas, azafrán, muchas plantas superiores dulceacuícolas y todas las marinas.

Comparación entre la semilla de una planta monocotiledónea (derecha) y una dicotiledónea (izqu¡erda)

Comparación entre la semilla de una planta monocotiledónea (derecha) y una dicotiledónea (izqu¡erda)


* Dicotiledóneas:
- El embrión presenta dos cotiledones.
- Cada verticilo floral está integrado generalmente por cuatro o cinco piezas. Se dice que son flores tetrámeras o pentámeras, respectivamente.
- En las hojas, la nerviación suele ser reticulada, pinnada o palmeada.
- Los haces vasculares se distribuyen en el tallo formando un anillo.
- Tienen un verdadero crecimiento secundario a partir del cambium vascular.
- El grano de polen suele presentar tres pliegues o surcos; se denomina tricolpado.
Las dicotiledóneas comprenden alrededor de 190.000 especies, que incluyen todos los árboles y arbustos que no sean coníferas y casi todas las plantas herbáceas anuales. Como ejemplos representativos se pueden citar el roble, la encina, sauce, naranjo, peral, rosa, romero, tomillo, leguminosas en general, la patata, pimiento, margaritas, girasol, tabaco, menta y muchas otras más.

3 Comentarios

Di lo que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *