¿Qué alimentos nos llevamos a Marte?

La comida es uno de los factores que más influyen en la salud física y moral de los astronautas. Como parte de un viaje a Marte, este factor se vuelve aún más importante ya que, sea cual sea el escenario, la misión podría durar varios años. Y no hay posibilidad de parar en algún lugar a mitad de camino para ir de compras… Los astronautas tendrán que satisfacer sus propias necesidades, esto incluye comer y beber, pero también respirar, entretenerse y gestionar sus desechos. Esencial para el bienestar físico y psicológico de la tripulación, la alimentación es una preocupación real entre las agencias espaciales que están planificando una misión tripulada a Marte.

Este es uno de los principales problemas para la NASA. Dado que no es posible proporcionar todos los alimentos necesarios para una misión que podría durar varios años (desde el inicio hasta su regreso a la Tierra), habrá que producir alimentos a lo largo del camino, en Marte y enviar alimentos a granel (contenedores) antes de la llegada de los primeros astronautas.

Incluso en el espacio, es bueno estar cerca de una buena mesa

En cuanto a los alimentos utilizados, los olvidados de las misiones Apolo (salchichas, ensalada de frutas, salsa para pasta), o aquellos envasados de ​​rápida y fácil preparación a bordo de la Estación Espacial Internacional. En esta ocasión se centrarán en alimentos que se conservan durante mucho tiempo a temperatura ambiente, variados, equilibrados y tan sabrosos como sea posible, cumpliendo con los criterios específicos de nutrición.

Además, para romper el aburrimiento y la monotonía del viaje, se espera que la tripulación prepare sus propios alimentos. Pera esto no es la única razón. Detenernos a comer en nuestras actividades diarias, permite que nuestro cuerpo y nuestro cerebro descansen brevemente.

Fresas

La NASA ha puesto en marcha una lista de alimentos que podrían viajar a Marte, las fresas forman parte de la lista. © Robert Couse-Baker, Flickr CC by 2.0

Los astronautas tendrán que producir parte de sus alimentos

Por último, la cantidad de alimentos que se pueden transportar es un obstáculo obvio para muchos escenarios de las misiones espaciales, porque la capacidad de carga será necesariamente limitada. A bordo de la ISS, cada astronauta sólo dispone de alrededor de 1,7 kilogramos de alimento diario. Peso multiplicado por el número de días de la última misión.

Parece, pues, necesario producir algunos de los alimentos necesarios durante el viaje y una vez que hayan llegado al Planeta Rojo. La idea es producir un efecto de bio-remediación de efecto invernadero con el que se producirán verduras y frutas y también se liberará oxígeno que los astronautas podrán respirar, mientras que purificará el aire de dióxido de carbono. Este proceso generará pequeñas cantidades de residuos no reciclables y consumibles.

La NASA ya ha seleccionado una docena de plantas que serán transportadas a Marte. En la lista hay lechuga, espinacas, zanahorias, tomates, cebollas, rábanos, pimientos, fresas, coles y otras hierbas frescas. Parte del menú diario de los aventureros futuro (tal vez ya nacidos) del primer viaje humano a Marte.

Marte

La alimentación de una tripulación humana en ruta a Marte es una preocupación real. La comida no es sólo vital para el cuerpo humano. Afecta a la salud psicológica, que requiere un pensamiento acerca de cómo producir, consumir y reciclar los alimentos ocasionados por nuestros exploradores. © NASA / Pat Rawlings

Más información

Programa Aurora (Esa)
Exploración de Marte (Nasa)
ISECG (International Space Exploration Coordination Group)

No hay comentario