Kerchak | | Medio Ambiente | No hay comentarios

Agua en la agricultura, ¿nos encaminamos a una catástrofe global?

La sequía se impone en España. Muchos agricultores muestran su preocupación por el fenómeno. Este evento nos recuerda cómo la agricultura depende del agua, y por lo tanto, en muchos casos, de los sistemas de riego. En todo el planeta, el 17% de los campos están equipados con aspersores. Proporcionan el 40% de la producción mundial de la agricultura.

El agua utilizada en la agricultura puede tener varios orígenes. El agua verde de la lluvia que se almacena temporalmente en los suelos. Las aguas azules son bombeadas desde los ríos, lagos o aguas subterráneas, pero de forma sostenible. La tercera fuente se extrae con reservas de agua que apenas se renuevan.

Los investigadores de la universidad de Utrecht (Países Bajos), liderados por Marc Bierkens, decidieron investigar las fuentes de agua de riego utilizadas en el mundo. Sus hallazgos, publicados en Water Resources Research, son inquietantes. El uso de los recursos hídricos no sostenibles se triplicaron entre 1960 y 2000, desde 75 hasta 234 kilómetros cúbicos. Pero, ¿qué va a pasar cuando las reservas se agoten?

déficit hídrico mapa del mundo

El mapa (a) muestra la cantidad de agua extraída del suelo por los diferentes países en el año 2000 (en kilómetros cúbicos). El segundo gráfico (b) muestra la demanda de agua para regar los cultivos en todo el mundo (en kilómetros cúbicos). En (c) se repesenta con precisión las regiones que bombean aguas del subsuelo para irrigar sus cultivos. Este mapa es mucho más preciso que la representación (a). Ayuda a identificar los problemas. © Wada et al. 2012, Water Resources Research

La gestión insostenible del riego de los cultivos

Los científicos usaron datos geográficos, hidrográficos y de satélite para modelar y mapear el consumo de agua en la agricultura en todo el mundo. Su programa no se limita a un solo país. Podemos estudiar cada región del mundo. Los resultados más importantes se enumeran a continuación.

En el año 2000, casi el 20% del agua de riego utilizada se extrae a partir de fuentes que no son sostenibles. La India ha extraído 68 kilómetros cúbicos de este recurso en un año. India es seguida por Pakistán (35 km3), Estados Unidos (30 km3), Irán (30 km3), China (20 km3), México (10 km3/año ) y, finalmente, Arabia Saudita (10 km3). Estas aguas se utilizan principalmente en regiones semiárida.

Algunos países utilizan en su mayoría aguas fósiles. Como era de esperar, estos países son: Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Libia. A menudo se cita como un ejemplo para ilustrar el fenómeno de los desiertos verdes.

Consecuencias económicas globales

Más sorprendente aún, algunos países, principalmente a través de las aguas azules (lagos y ríos) y verdes (la lluvia) podría terminar en déficit hídrico debido al calentamiento global (disminución de las precipitaciones). La situación en Argelia, Marruecos, Italia y España es particularmente preocupante.

En caso de escasez de agua, las consecuencias económicas se verían afectadas a nivel mundial. Los países importadores compran enormes cantidades de frutas y hortalizas procedentes de España y Marruecos, dos países antes mencionados. ¿Qué pasaría con los precios de los alimentos si llegaran a escasear?

Una disminución en la producción agrícola global también podría tener consecuencias graves para la salud de una población que sigue creciendo…

Este estudio tiene el mérito de recordarnos la urgencia de la situación en la que se enfrentan con el problema de riego de nuestras tierras agrícolas.

cultivos en el desierto de Libia

Los cultivos en el desierto (en este caso en Libia) tienen una forma redonda muy particular. Se relaciona con el uso de equipos de riego que giran en un círculo alrededor de un eje central. © futureatlas.com, Flickr, Creative Commons by 2.0

No hay comentarios