7 cosas sorprendentes descubiertas por arqueólogos

Cada día que pasa, nuestro conocimiento se enriquece cada vez más con los nuevos descubrimientos arqueológicos. Los científicos hacen que cada descubrimiento nos deje impresionados sobre cómo era la vida en el pasado, y algunas de ellas nos muestran algunas de las cosas que utilizamos hoy y que ya eran utilizadas por nuestros antepasados. Ya que hablamos de descubrimientos ¿Ya leyeron nuestra materia con las 7 historias reales detrás de estos extraños descubrimientos realizados en el océano?

Bien, teniendo esto en cuenta, nos hemos decidido a crear esta espacio con algunos descubrimientos que los van a dejar sorprendidos.

Cosas que ya existen desde hace mucho tiempo atrás y pensamos que son cosas inventadas en nuestra era. Así que, estimados lectores, echen un vistazo ahora a las 7 cosas sorprendentes descubiertas por arqueólogos:

Tienda en Pompeya

Tienda en Pompeya

La tienda de Pompeya

Un grupo de clientes fue de compras en el año 70 d. C, pero nunca salieron de la tienda vivos. Una erupción volcánica del Monte Vesubio llegó a la tienda cerca de la periferia de Pompeya, dejando a estos clientes que se encontraban en la tienda bajo la lava y los escombros. En el año 2016, un equipo de arqueólogos franceses e italianos redescubrieron estas personas, entre las cuales había un adolescente. Además de los restos de estas personas, los excavadores encontraron monedas de oro y un collar de oro que de alguna manera fueron ignorados por los saqueadores.

Al investigar la tienda, los arqueólogos encontraron signos reveladores de que alguien entró al negocio luego del desastre, buscando cosas para robar. La tienda parecía ser algo similar a un taller con un horno, posiblemente para hacer objetos con bronce.

Una fábrica de cuchillos

Una fábrica de cuchillos

Una fábrica de cuchillos

El año pasado, los arqueólogos estaban investigando en un jardín de infancia abandonado en Bulgaria cuando encontraron trozos de piedra. No pasó mucho tiempo para que ellos se dieran cuenta de algo curioso: los trozos eran de diferentes tamaños y al parecer eran un montón de herramientas de moldeo. Cuanto más se excavaba, se hacía más evidente y creíble la posibilidad de la existencia de una fábrica. Esa no era sólo una chimenea alrededor de la cual algunas personas hacían herramientas para sí, sino que era una línea de producción tripulada por personas especializadas en diferentes aspectos de la creación de los productos.

Las personas trabajaban en esa fábrica hace más de 6.500 años, con la producción de artículos en masa, como los cuchillos, por ejemplo. Además, los expertos creen que este era un negocio de exportación prehistórico. Otro hallazgo interesante de la fábrica fue una tumba, dentro de la cual había un hombre apretando el centro de un hacha de piedra.

Sartenes antiadherentes

Sartenes antiadherentes

Sartenes antiadherentes

Un libro de recetas del siglo I llamado De Re Coquinaria, mencionó utensilios de cocina que nadie podría encontrar. Llamados Cumanae testae, o Cumanae rótulas, estas maravillas antiadherentes, fueron descritas por el autor como los utensilios más adecuados para cocinar estofado de pollo. En 1975, el arqueólogo Giuseppe Pucci sugirió que una marca de cerámica llamada Pompeian Red Ware era el Cumanae que se describía en el antiguo libro de recetas.

Un apoyo para su teoría surgió en el año 2016, cuando en un “basurero” cerca de Nápoles se encontraron fragmentos de cerámica de al menos 2.000 años de edad. Cerca de 50.000 piezas de ollas, tapas y sartenes fueron recuperadas. Así como Pompeian Red Ware, la mayoría fue revestida con una capa roja antiadherente en el interior, para evitar que los alimentos se queden pegados en el fondo al cocinar. Los fragmentos encontrados en el lugar eran, probablemente, mercancía reciente que se desprendió durante la producción, y por eso fueron arrojadas a la basura.

Horno de Galilea

Horno de Galilea

El Horno de la Galilea

El mundo necesitaba locales para la fabricación de cerámicas, y en Galilea no era diferente. Sin embargo, el que fue encontrado el año pasado en la ciudad moderna de Shlomo es único. Su particularidad radica en su horno industrial. A diferencia de otros hornos hechos de piedra o de barro, este estaba hecho de roca. Los arqueólogos han descubierto que la geología de la zona probablemente facilitó la fabricación de esos hornos, ya que la región tenía un tipo de piedra caliza que era roca suave como para ser moldeada en la forma deseada, pero lo suficientemente robusta como para soportar el calor del proceso de fabricación de la cerámica. Al estudiar los restos de cerámica en el horno, se determinó que los propietarios se han centrado principalmente en la producción de botellas de almacenamiento y recipientes destinados a petróleo y el vino.

La comunidad del virus del papiloma humano

La comunidad del virus del papiloma humano

La comunidad del Virus del Papiloma Humano

Algunos años atrás, cuando los científicos trazaron el genoma humano, se quedaron sorprendidos al descubrir que tenemos alrededor de 4% de ADN de Neandertal debido al cruce de especies. Sin embargo, nuestros antepasados han obtenido algo más de sus primos los neandertales: una versión primitiva del virus del papiloma humano (VPH).

A través de la modelación estadística, los científicos fueron capaces de recrear las etapas evolutivas del virus HPV16. Cuando los seres humanos modernos y los neandertales se dividieron en diferentes especies, el virus se dividió también en dos cepas distintas. Inicialmente, el virus HPV16A fue transportado sólo por los neandertales y denisovanos. Cuando los seres humanos migraron fuera de África, sólo cargaban las cepas B, C y D.

Sin embargo, cuando llegaron a Europa y Asia, y empezaron a tener relaciones sexuales con los neandertales, ellos también heredaron la cepa HPV16A. Un estudio más profundo de nuestra historia genética podría explicar la razón por la cual el virus puede causar cáncer en algunas personas, pero no en otras.

Tanques para hacer vino

Tanques para hacer vino

Tanques para hacer vino

En 2013, una fábrica de vino de la época bizantina fue descubierta en Israel. Ubicada cerca del sitio arqueológico de Hamei Yo’av, las ruinas cubrieron la superficie suficiente para indicar que los residentes del establecimiento produjeron vino en una escala grande. Dichas ruinas abarcan más de 100 metros cuadrados, el fruto era dejado en proceso de fermentación dentro de tanques. En el medio había una inclinación del suelo para permitir que el líquido de las uvas prensadas fuese hacia las cubas de retención.

Los arqueólogos creen que además de producir el mejor vino que pudieron, los trabajadores convirtieron los residuos en productos secundarios, como el vinagre y un vino menos refinado. Uno de los artefactos encontrados fue una lámpara de cerámica de pequeño formato de la iglesia, lo que puede indicar que el dueño era cristiano.

Un consultorio médico

Un consultorio médico

Un consultorio médico

Cuando los arqueólogos eliminaron los antiguos escombros del terremoto en Chipre, encontraron lo que se creyó, era el consultorio de un médico. Encontrado cerca de la plaza de la ciudad de Nea Paphos, había varias habitaciones, y en uno de ellos, el equipo encontró un unguentarium (pequeña botella de cerámica con restos de menta. Estas botellas fueron usadas para almacenar líquidos como aceites, perfumes y medicamentos). Sin embargo, el mejor descubrimiento fueron las herramientas de un cirujano con una data existencial de alrededor de 2.000 años de edad.

Los instrumentos del cirujano eran todos hechos de metal, de hierro y otros cinco eran de bronce. Se encontraron con una cuchara larga, alicates y dispositivos que, probablemente, eran utilizados para definir los huesos rotos de los pacientes.

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.