6 razones que explican por qué estás siempre cansado

La rutina de las grandes ciudades tiene hábitos con consecuencias complicadas. Tienes miles de cosas para hacer en tu día, pero simplemente no puedes tener energía para realizar todas ellas. Piensas que es por falta de empeño y dedicación, pero ¿y si es otra cosa relacionada con tu cuerpo y tus hábitos? Ve las 6 razones que pueden explicar tu escasez de energía.

1. Carbohidratos y fast-foods

Una deliciosa hamburguesa o unas papas fritas son realmente tentadoras, pero ¿sabías que abusar de los hidratos de carbono y las comidas rápidas puede hacer que te sientas más cansado? La sensación es la misma de cuando comemos comidas “pesadas”, como carnes o platillos demasiado condimentados. ¿Después te da sueño, no? Esto sucede porque el cuerpo se está esforzando más en la digestión de los alimentos, proporcionando sangre adicional para el estómago y el tracto digestivo, y llevando menos sangre al cerebro.

Los alimentos “fast-foods” causan el mismo efecto, debido a que contienen azúcar refinada, harinas y grasas saturadas. Las grasas saturadas son difíciles de procesar para el cuerpo, y requieren grandes cantidades de sangre y oxígeno para ser digeridas. Además, “el consumo de carbohidratos en exceso puede contribuir al aumento de peso, llevando a largo plazo, a un cuadro de obesidad. Personas obesas tienden a tener más cansancio al realizar tareas como caminar, correr, subir y bajar escaleras, entre otras”, advierte la nutricionista María Carolina von Atzingen, del departamento de Nutrición de la Universidad de São Paulo (USP).

2. Falta de ejercicio

Si tu cuerpo está acostumbrado a no hacer ningún ejercicio, cuando gastas un poco de energía, se sentirá agotado. Realizar actividades físicas de manera regular, en realidad, ofrece más energía y ayuda en la mejora de la disposición. Tu organismo libera endorfina y tus músculos se desarrollan. Esto permite que hagas más cosas sin sentirte tan cansado. Incluir actividades físicas en tu día a día, aunque de forma ligera, es importante para mejorar tu ánimo y disposición.

3. Sueño

Dormir bien es esencial para contar con más energía. Si esto no sucede, el cuerpo no logra restablecer la forma que necesita y, al día siguiente, sentirás los efectos con falta de energía y disposición. De manera general, lo ideal es dormir de 7 a 8 horas por la noche, ya que un sueño de menos de 6 horas puede ofrecer riesgos para la salud. Por eso, trata de ir temprano a la cama. Si vives en un lugar con mucho ruido, utilizar protectores de oído es una buena opción. Los ruidos son percibidos por el cerebro, incluso cuando dormimos, e interfieren en la calidad del sueño.

Siempre cansado

Siempre cansado

4. No desayunar correctamente

Es muy tentador tomar sólo un café y comer un pancito con mantequilla y salir a trabajar. Esto ayuda a ganar tiempo, ¿verdad? Pero las consecuencias no son buenas. La sensación de saciedad va a pasar en pocas horas y te sentirás muy cansado. “El desayuno es la primera comida del día después de una pausa sin alimentos en el período de la madrugada. El hábito de consumir regularmente un desayuno nutricionalmente completo, con alimentos fuente de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, mejora el rendimiento físico y cognitivo”, dice la nutricionista María Carolina. También puedes probar a variar el menú de la semana. El desayuno debe ser la comida más completa y placentera de tu día, incluso para estimularte a salir de casa.

5. Café

Esa taza de café por la mañana es ideal para dar energía, porque estimula las hormonas de cortisol y la adrenalina, pero abusar del café no significa más energía. La nutricionista María Carolina explica: “el metabolismo de los individuos que consumen grandes cantidades de café se puede adaptar a dosis altas de cafeína y en estos casos, los efectos estimulantes de la bebida no se producen, pudiendo existir un efecto inverso”.

6. Deficiencia de nutrientes

Si te siente muy cansado, pero duermes bien, tienes una alimentación equilibrada y haces ejercicio, puede ser que falte algún nutriente específico en tu organismo. Por ejemplo, la falta de hierro en el organismo puede causar anemia, que da una sensación terrible de cansancio, desánimo y dificultad de despertar. Por lo tanto, si estás siempre cansado y no sabes por qué, vale la pena consultar a un médico para investigar si no es por falta de algún nutriente específico.

Además de los remedios para ayudar en la reposición, busca mejorar tu dieta. “Para garantizar el máximo de nutrientes por medio de la alimentación, es necesario incluir todos los grupos de alimentos en las comidas a lo largo del día, como los cereales integrales, leche y derivados, carnes, frijoles, frutas, verduras, frutos secos, como nueces y frutos secos”, explica María Carolina, nutricionista de la Universidad de São Paulo (USP).

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies